jueves, 16 de octubre de 2008


Busqué entre los rescoldos
de una cama deshecha,
de unos zapatos viejos,
de una camisa usada.


Busqué entre las palabras
que se tragó el silencio,
entre la luz herida de la aurora,
entre la soledad de mis mañanas.


Busqué en las calles,
en los pasillos,
en los portales,
en la sonrisas,
en los relojes ,
y en la tristeza de los calendarios.

Busqué en las multitudes
y en las plazas desiertas,
y en las tazas vacías,
y en los rostros sin nombre.


Busqué en todos los adverbios...
y en algunas preposiciones.


Lo busqué donde no podía ser encontrado,
y lo perdí, definitivamente...

10 comentarios:

Marta Fernández Olivera dijo...

La busqueda de alguien que desaparece, de su olor, de su ropa.
Los silencios que gritan su nombre y nos hacen buscar, revolver todo a nuestro alrededor, la desesperación de la soledad en las sábanas.
Me gusta, hace que lo lea a la desesperada, como si yo fuese la que "busca".
Marta

Pablo Rodriguez (Agencia TIPOS) dijo...

He descubierto tu blog por casualidad y me parecio muy interesante. Un saludo

Borromín dijo...

Nunca se pierde nada definitivamente o al menos es lo que quiero creer.

Pienso, tal vez equivocadamente, que las cosas que se "pierden" es que no se han llegado a tener nunca del todo, o simplemente que no deben de ser de nadie.

Vago consuelo, que hace que las "amarguras" de las "búsquedas" sean más llevaderas.

Un abrazo.

marisa dijo...

Me alegra que hayas disfrutado con la lectura de mis versos. Gracias por tus palabras. Un abrazo Marta.

marisa dijo...

Pablo, bienvenido. Pásate siempre que quieras.

marisa dijo...

¡Ay, las búsquedas! Perdemos aquello que nunca tuvimos, eso, como bien dices,es una triste certeza que tardamos demasiado en comprender. Pero es condición humana buscar, aunque sea en vano... Un abrazo muy fuerte.

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Es difícil imaginar que no lo encontrases, con esa forma tan bella de buscar.
Mi poemario ya está disponible en Casa del libro, a él si lo encontrarás. Un saludo

marisa dijo...

Espero que tengas mucho éxito. Yo he renunciado a publicar porque no creo que mi poesía pueda interesar más allá de un círculo pequeño y no tengo contactos, así que me conformo con dejarlas aquí y publicarlas en versiones virtuales que no suponen gastos ni costes ni tristezas o sinsabores....
Al fin al cabo el fin çúltimo sde un poema es ser leído y recordado.
Es hermoso ver impreso un libro propio así que te felicito e intentaré conseguirlo. Un saludo y gracias popr tus amables palabras.

media luna dijo...

Quizá el único lugar donde puedas encontrarlo sea dentro de tu propio corazón. Ahí permanece la esencia de lo que hemos vivido. Pero lo importante es poder hacer hueco para seguir llenándonos de lo que encontremos en esta búsqueda que es la vida.
Precioso poema que va a la misma velocidad que el sentimiento. Chapó.

marisa dijo...

"No busques nada fuera de ti mismo, todo en tu propio corazón lo tienes"
Mi abuela siempre me recitaba estos versos de Rafael León ( un poeta modernista venido a menos)y al escucharlo en ti, que te llamas igual que ella y siempre me reconfortas con tus palabras, he sentido una voz lejana que volvía a recitarlo dentro de mí.
Un abrazo

También puedes leer

Related Posts with Thumbnails