miércoles, 19 de noviembre de 2008




Imagen: N. Tomas





Yo siempre estuve allí,
acechando tu puerta,
intentando ver luz en las ventanas,
buscando una rendija,
una esperanza, un hueco de tu alma
para quedarme en él, acurrucada.


Yo siempre estuve allí,
como una larga sombra,
persiguiendo tu voz por los rincones,
alimentando besos fugitivos,
y escudriñando un último refugio
en el océano gris de tu mirada.

14 comentarios:

Juanma dijo...

Enamorado de tus poemas estoy. Estos versos me han recodardo los que escribo a continuación, están en mi memoria desde hace...mejor no contar los años que hace...y fueron escritos por un amigo:
Yo fui, durante muchos años,
buscando tu cuerpo entre los otros,
como si fueras cal húmeda, neblina
o un rastro de lluvia en los espejos.
Yo usé las palabras más duras en tu búsqueda.

Besos.

marisa dijo...

¡Qué regalo más bonito Juanma! La poesía siempre transforma las vivencias, los sentimientos, la realidad con la magia de la palabra y luego sorprenden los resultados... En el fondo todo cabe en un verso. Un abrazo.

media luna dijo...

Ay Marisa! Tus versos me remiten a la imagen. Después de tanto acechar para encontrar una rendija de luz, me invade ese océano gris ahogándose en un vaso cualquiera.
Pero es maravilloso encontrar estos versos tuyos donde quedarse acurrucadita.
Besos.

marisa dijo...

Tu siempre tendrás un lugar especial en esta casa y en estos versos. Ya lo sabes. Un abrazo muy grande.

Marta Fernández Olivera dijo...

yo siempre estuve allí..., curioso la forma de estar sin estar, de querer estar sin poder estar, querer ser sin ser, existir para alguien queno te ve, y alimentarte de la ilusion de ser "un hueco en tu alma", "un ultimo refugio en el oceano gris de tu mirada".
Un besazo

marisa dijo...

Me gusta tu juego de contrarios, que explica muy bien esa sensación que a veces produce la búsqueda de lo imposible y el absurdo empeño que ponemos en ello. Un beso guapa.

Popi dijo...

Jo. Ya sólo me dejas pensar qué bonito y suspirar. Es el efecto que producen en mí los buenos poetas, me sacan sonrisas y suspiros, lágrimas a veces, y muy pocas palabras.
Bueno, y oí voces cantando
y, sin querer, ya estaba tocando, pero eso ya es una asociación de ideas de una mente absurda.
Un beso, maestra, y gracias again.

marisa dijo...

Pues me alegra tu asociación de ideas, y que vieras luz en las ventanas y juventud cantando...Perdonen. Un abrazo.

Borromín dijo...

Que belleza, para describir la angustia de la busqueda y la espera.

Suave puñalada la de las sombras de la esperanza "desesperada" que termina por matar el alma del que espera.

Una vez más me rindo ante tu calida y suave capacidad creadora.

Un fuerte abrazo.

marisa dijo...

Y una vez más recibo tus palabras con la misma emoción y el mismo agradecimiento. Un abrazo también para ti.

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Me detengo en tu pagina y la saboreo...aunque a veces solo miro y no comento...pero es injusto no comentar cuando algo te gusta y estos últimos me han encantado.

marisa dijo...

Si tú miras, lees y disfrutas eso es lo que importa. Pero , qué carajo, si encima me lo dices me quedo más ancha que larga, y más contenta que unas castañuelas¡para qué negarlo!
En serio, me gusta mantener los lazos de las palabras, pero respeto y comprendo todo: los silencios, la falta de tiempo, la lectura íntima. En fin que es un placer siempre que vienes , que tus comentarios me saben a gloria y que me gusta tu fotografía cada día más...

Verónica & Asmae dijo...

OOOOhh!! Que bonito, me encanta este poema, no se si es por las palabras que usas, tu forma de expresarte... no se, el caso es que me gusta.

Besikos.

marisa dijo...

Gracias Vero. la poesía gusta a veces porque sí, sin más razón que su propio disfryte. un beso

También puedes leer

Related Posts with Thumbnails