martes, 18 de mayo de 2010

He salido a buscar la palabra.
La he buscado en las rocas antiguas,
la he buscado en el fuego divino,
la he buscado en las primeras cuevas,
la he buscado en la primera tumba,
la he buscado en el primer llanto
y en el último estertor...

He salido a buscar su pureza:
en el barro,
en la sangre,
en las vísceras...

Dime tú, dónde está la palabra.
Tú, que oíste bramar a la tierra
y perdiste tu casa,
y no quedan de ti ni tus restos...

Pero nadie contesta,
he perdido su rastro, su huella,
la indeleble, profunda hendidura
que seguí en mis antiguos intentos.

La he perdido, lo sé...
ya no hay nada.
Sólo un pleno, absoluto silencio,
donde duermen mi fe y mi esperanza.
------------

27 comentarios:

Elchiado dijo...

La palabra es esquiva, Marisa, muchas veces... pero no para ti, desde luego: para ti nunca lo es.
Saludos.

Fernando dijo...

La palabra acampó entre nosotros. Algunos supieron vivirla, esos a los que llamamos maestros. Otros convivieron con ella y sobrevivieron, como dice Borges, oyendo el ruiseñor de Teócrito. Otros la utilizan como los jornaleros, para destripar terrones con pico y pala. Los más, acampamos también con ella, hasta que, envueltos en ella, desaparecemos en la inmensidad del hidrógeno y del silicio. Tú la buecas en tu poesía, dentro de u silencio interior. Un saludo ab imo pectore.

Luis dijo...

Es difícil la palabra, se hace dura o se desliza como el polvo en el viento.
Es trabajosa la búsqueda y desesperante la amanecida con las manos vacías.
Solo nos queda continuar en la búsqueda desesperada, solo nos resta ir contando a medias entre la palabra y el sentimiento, aquello que nos arde en el corazón y nos inunda el alma.
Magnifico poema.

Codorníu dijo...

Con esa fe y esa esperanza brotará en el silencio de los niños que te escuchan en clase un hermoso ramo de palabras para multiplicar en el futuro. Estoy seguro.

Un beso, compañera.

PD) Mangeles ha dado un paso de esos que hacen granero. Gran persona. Pásate por su blog.

Se merece que le lleguen las felicitaciones emocionadas de los trabajadores de clase.

El Éxodo dijo...

La palabra esta en ti, en tus palabras. No por sí, si no porque muchos la escuchamos, las escuchamos, las hacemos nuestras. La palabra está en ti. Aunque, a veces, haya oídos que falten.

Abrazos.

Fernando dijo...

qué tiene hoy la palabra que todos la nombran..?...ardamos pues en ella...vivamos...besos.

Eduardo González Ascanio dijo...

Hola, Marisa. Me parece muy buen poema, y diciendo esto te devuelvo de paso tu visita mi blog. Me pasaré a menudo por aquí.

carmen jiménez dijo...

Es de esa búsqueda de donde nace la palabra. Ahí está. Hecha barro y sangre y vísceras...Hecha poesía.
Bravo amiga por este poema!
Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Buscar la palabra, ése es nuestro afán. No es sencillo dar con el nombre exacto de las cosas, aunque pueda parecer que está en diccionario. La poesía no entiende de diccionaros, aunque tenga que convivir con ellos.
Y ese ritmo, tan tuyo, tan apropiado. Para mí (sólo para mí), sobran los dos últimos versos, el poema no necesita colofón.
Bs

Noray dijo...

¡Excelente poema!


Nunca dejemos de buscar la palabra. Hoy, quizás más que nunca, sigue siendo necesaria.



Un beso.

Arruillo dijo...

Ahí estamos Marisa, buscando la palabra adecuada para sentirnos aliviados; buscando la palabra justa para no herir sensibilidades; la palabra necesaria para seguir batallando a diario con todos los inconvenientes que no deseamos.
Y ahí están ellas -las palabras - para que los poetas puedan componer y tocar la fibra de humanidad que aún nos quede.
Bonita composición.
Un beso

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Bueno... yo diría que hace tiempo que la encontraste...

Saludos
Marian

Jesús Arroyo dijo...

La palabra, promesa o pacto...
Besazos.

Codorníu dijo...

Fíjate, que yo estaba dudando en ir o no ir a la huelga del día 8 (no porque no estuviese convencido de su justicia, sino porque ya no sé de dónde voy a sacar los ochenta euros que me descuentan); y de pronto, hoy, se me ha hecho la luz cuando un compañero del curre ha comenzado a poner a parir a los sindicatos. Los ha puesto tan verdes y tan lleno de rabia, que me he dicho: "Yo en el mismo lado de éste no puedo estar; algo falla"

Así que estoy mirando con lupa las cuentas corrientes de la familia a ver de donde rasco para seguir llevando la misma dignidad de clase que me adorna desde los quince años. Bendita sea.

Un beso, amiga, compañera.

Codorníu.

FLACA dijo...

Tal vez esté en lo más hondo y transparente de uno mismo, allí donde uno menos la espera.

ybris dijo...

Dices buscarla mientras demuestras a las claras que la has encontrado.

Besos.

Jesús Aparicio González dijo...

Que nunca se pierda la esperanza.
Necesitamos, hoy más que nunca, una poética de la esperanza.

Muchas felicidades.

Un beso

Laura Gómez Recas dijo...

Salir a buscar la palabra es entrar en uno mismo. Y eso, Marisa, lo haces estupendamente.

Besos.
Laura

Bea dijo...

Con gran fuerza y mucha esperanza, siempre encontrarás la palabra.
Aunque no la veas escrita, pero seguro...la oirás.
Gracias.
Un gran beso de quien tiene a todos un poco abandonados.

Bea dijo...

Olvidé comentar lo obvio:
¡EXCELENTE POEMA!
Qué más puedo agragar sobre tu sensibilidad, hermosa!
Un abrazo

Terly dijo...

La buscaste donde no estaba.
La palabra en los labios, escrita sobre blanco, en las rocas o en el fuego, no deja de ser un esbozo de ella misma. La verdadera palabra está en el alma, debieras buscarla en tu interior porque tú de ellas la tienes llena.
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Y de ese silencio brotará de nuevo la palabra precisa de tus manos de poeta.
Es precioso Marisa.
Un beso fuerte,

adaev dijo...

Impresionante tu fuerza,que hermoso es tu llanto,que suerte tienen los poetas que sangran belleza de las heridas que producen los latigazos...

Mertxe dijo...

En esta mañana de un nublado domingo, te he leído casi como se lee a Homero.

Mi hermosa Marisa...

Elena dijo...

Porqué saliste tan lejos para encontrar o que llevabas puesto...?
Besitos

Marisa Peña dijo...

¿Qué puede haber mejor que salir a buscar la palabra y encontrar tantas voces amigas?Elchiado, Fernando, Luis, pepe,éxodo, fernando, Eduardo,Carmen, Jose, Noray, Arruillo, Marian, Jesús Arroyo, Flaca, Ybris, Jesús aparicio, Bea, Laura, Terly, Izaskun, adaev, Mertxe y Elena.Me gusta saberos aquí, leyendo, compartiendo, haciendo que cada poema adquiera nuevos matices en cada una de vuestras lecturas.
Habrá quien se pregunte para qué sirve tener un blog; yo aquí tengo la respuesta: dar y recibir, compartir nuestro espacio,saber que somos porque otros son, y están, y merecen la pena.
Un abrazo muy grande y muy sincero.

irene dijo...

¿Que tú has perdido la palabra?

Un beso.

También puedes leer

Related Posts with Thumbnails