sábado, 11 de junio de 2011

El pacto...


Yo sé bien lo que soy y lo que entrego
(a qué llamarse a engaños):
una piedra pequeña,
un humilde guijarro
poeta de segunda,
prescindible, cercana,
(cerca de las raíces y las penas)
empapada de lluvia,
embadurnada en barro,
insegura, incostante,imperceptible,
arrancando a pedazos
mis vísceras más hondas,
dispuesta a consumirme en la palabra
a arder, si es necesario.
Me doblo como un junco,me enderezo,
busco el abrazo tibio de los míos
y huyo de palmaditas
falsas e innecesarias,
o de besos al aire,
 oscuramente huidizos.
Amo a los que me aman,
quiero a los que me quieren
con todas las entrañas que hagan falta...
No odio a los que me odian,
(es demasiado esfuerzo)
simplemente procuro
no estar en su diana.
Yo sé bien lo que soy,
y no me llamo a engaños,
sé lo que me conmueve
y lo que me incomoda,
y lo que no tolero,
y lo que me mantiene indiferente.
Acepto mi contrato con la vida,
los términos son siempre irrevocables:
yo respiro, habito entre mis límites,
me resguardo,si puedo, en las tormentas,
doy amor, lo recibo, me equivoco,
pido perdón, perdono,
y contemplo ,cuando se van las nieves,
los cerezos en flor...
--------------

12 comentarios:

Maria Luisa dijo...

Mi "dulce" Marisa.
Precioso poema como siempre.
Reflejando el alma, los sentimientos, el amor , el desamor y la VIDA.
Lo leeré con calma, y lo sentiré...

Te quiero

Elchiado dijo...

Cuando he leído lo de piedra pequeña y humilde guijarro... me he sentido un chino inmundo desgastado e invisible, uno de esos negruzcos que echan para tapar los baches de las carreteras...jaja.... que linda eres, Marisa, en tu sencillez, en tu sinceridad, se esconde la belleza de tus letras -y la tuya-

Un abrazo cálido, con aliento de sur.

impersonem dijo...

Me gusta tu identidad y tu forma de defenderla, de sostenerla, de reclamarla... y me siento muy cercano a tu esencia y a tu método de vida...

Aplaudo tus palabras, tu poesía, y todo lo que en ellas se revela... y cuando te leo aprendo mucho sobre la filosofía de la vida y sobre la filantropía que debiera abundar en los seres humanos, que no es otra que la que abunda en ti.

Gracias.Besos.

Leonel Licea dijo...

Me encanta tu poema , y no lo digo tanto por decir, Marisa, en tus versos resumes mi credo en la vida
" Acepto mi contrato con la vida,
los términos son siempre irrevocables:
yo respiro, habito entre mis límites,
me resguardo,si puedo, en las tormentas,
doy amor, lo recibo, me equivoco,
pido perdón, perdono,
y contemplo ,cuando se van las nieves,
los cerezos en flor...
"

Enhorabuena y un abrazo.
Leo

carmen jiménez dijo...

Y yo contemplo desde la admiración tu poesía. Toda ella. El poema está a la altura de tan gran persona. Me cuento entre los que te quieren. Iba a decir ojalá no cambiaras nunca, pero sé que cada día te harás más grande y seguirás escribiendo desde las vísceras pese a quien le pese.
Un besazo y gracias por todo.

Jesús Arroyo dijo...

¡No! poeta de segunada, no.
Besitos, Marisa.

Arruillo dijo...

No es poco lo que sabes, Marisa, toda una filosofía de vida que ya quisiéramos muchos tener tan claro como tú.
Un bellísimo poema.
Besos

Seroma dijo...

como siempre un gusto deleitarme en tus letras

claudia dijo...

yo tambien me parezco un poco a eso...

un saludo cordial
claudia

pd. me encantó el modo de escribirlo, directo, y sincero :)

El Santi dijo...

Un autorretrato insuperable. Tiene la música de la sinceridad, por eso es tan bello.

Blimunda dijo...

Eres muchas veces un espejo para mí, también hoy consumiéndote en la palabra.
besos y versos.

Escribir es seducir dijo...

QUE BONITAS PALABRAS

SALUDOS

También puedes leer

Related Posts with Thumbnails