domingo, 5 de octubre de 2008


Fui pétalos de humo entre tus dedos yertos,
besos de sombra y nieve sobre tu boca muerta.

Soy la huella en el viento, la alborada dormida,
reflejo en el estanque de tu jardín cerrado.


Seré memoria herida que se repite en vano,
imborrable rumor en tu fuente de mármol.

4 comentarios:

Borromín dijo...

Dulce amargor el de tus versos... sólo así se pueden expresar ciertos sentimientos que sobrevuelan, cual sombra, el corazón.

Un abrazo.

marisa dijo...

Bienvenido en esta mañana luminosa de octubre. Los versos destilan el dolor y así se hacen así mismos y siguen existiendo más allá de mí...
Un abrazo

media luna dijo...

Me sumo a estos versos y a esta mañana luminosa donde el rumor de la memoria herida se apacigua leyendo poesía.
Besos y abrazos.

marisa dijo...

Pues bienvenida también. Es hermoso rodearse de palabras amigas. Un abrazo.

También puedes leer

Related Posts with Thumbnails