jueves, 1 de enero de 2009


Lanzo mi grito pero nadie escucha,
y aunque intento remar, la mar me engulle.
Ya no me quedan fuerzas
para seguir luchando,
es demasiado difícil aferrarse a una roca.
No puedo resistir,
las manos se resbalan.
Soy una presa fácil,
desanimada, herida.
Está lejos la costa,
nadie acude,
no hay luz,
nadie me llama.
Creo que llegó la hora
de dejarse llevar por la corriente...


En este nuevo año sólo espero encontrar vuestras playas, y no temer ya más a los posibles naufragios. Gracias por venir tantas, tantas veces a las orillas de mis versos. Que el nuevo año nos llene de caricias y "nos bese en la boca" y "se despliegue a colores"... Aunque al final nos pille, como siempre "chupando un palo sentados, sobre una calabaza".

65 comentarios:

Juanma dijo...

Esa canción, querida mía, que entrecomillas en tu comentario es, bueno, es LA CANCIÓN.
Y fíjate que no me preocupa mucho eso de que andes por ahí, en medio de la corriente. Siempre podrás hacer, de tus poemas, el mismo uso que hacemos nosotros, tus lectores: una tabla de salvación.

Un beso.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Lanzo mi grito pero nadie escucha,
y aunque intento remar, la mar me engulle."

En estos tiempos que corren, en los que sólo se escuchan el silvido de las balas, cuando se mata por religiones... es difícil, que alquien se pare a escuchar!
Saludos

Ricardo dijo...

Feliz Año y aunque oigamos silbar las balas encontremos un motivo para la esperanza.

Un abrazo.

marisa dijo...

Querido Juanma, de vez en cuando la vida nos regala la cálida presencia de personas como tú, cuya sensibilidad, humanidad y buen hacer traspasan la pantalla del ordenador. Buena gente que camina, eso es lo que he encontrado yo en estas orillas.
Un beso enorme y mil grcias por todo.

marisa dijo...

Espero que al menos seamos como los ruiseñores de Miguel Hernández, "que cantan en medio de los fusiles y en medio de las batallas".
Un abrazo

marisa dijo...

Ricardo, que no nos quiten la esperanza, la palabra, el derecho a creer en un mundo mejor. Un abrazo

Noray dijo...

Recuerda que siempre
habrá un madero
donde agarrarse
en el océano
de las palabras.

Feliz 2009

Un abrazo

marisa dijo...

Lo sé amigo lo sé, por eso creo que la palabra nos ayuda a comprendernos mejor y, aunque puede herir de muerte, también tiende puentes para poder caminar. Un abrazo en este nuevo año.

Fernando Manero dijo...

Siempre nos acompañará la zozobra porque necesitamos el mar para movernos. Lo has descrito bien porque sabes manejar el gobernalle y, aunque a veces, la galerna azote la quilla de tu barca o rompa el remo que te orienta al Norte, enseguida sacas fuerzas de flaqueza para poner la proa en la dirección correcta, merced a esa aguja de marear que tan bien haces tuya y que te lleva a controlar la bolina y abarloar la nave en el punto en el que ya deja de estar atagallada. En suma, que jamás naufragarás. Felicidades siempre

marisa dijo...

Pues visto lo mucho que sabes de navegación pondré rumbo a tu playa muchas veces, no creas. Espero que los vientos nos sean propicios y que podamos seguir compartiendo. Un abrazo.

Codorníu dijo...

Dice el engañoso refrán: Año nuevo, vida nueva. Y entramos en estos juegos absurdos de empaquetar los días, como si así lográsemos respirar bajo el tiempo y sobrevivir a los manipulados telediarios y a los anuncios alienantes.

Yo prefiero seguir siendo un náufrago del sesenta y ocho que llega exhausto hasta tu playa.

Gracias por el refugio.
Un abrazo.

marisa dijo...

Si te soy sincera para mí, por mi trabajo, los años comienzan con cada nuevo curso, en septiembre.Pero en fin, mis hijos cambian sus calendarios en la habitación y el pequeño pregunta si va a entrar ya en tercero (de primaria, ¡como cambiamos de año!)Cada día es una vida nueva, un renacer al mundo. Yo también naufrago, pero sé que tengo orillas como la tuya donde merece la pena encallar. Un abrazo muy fuerte

Borromín dijo...

Dicen que "el mar, la mar", te atrapa, te arrasta y te lleva con ella.

Así son para mi tus versos, que me atrapan y me arrastran, haciendo que me quede en la orilla mientras el sol calienta mis heridas.

Un fuerte abrazo, que mira el horizonte, hoy también despejado.

Tracy Lord dijo...

Gracias a la corriente muchos de nosotros llegamos a tus versos, así que... ¡quién sabe a qué buen sitio te llevará la corriente a a ti!
Feliz Nueve, Marisa, y que disfrutes de muchos más días enredando palabras.

Cable Hogue dijo...

Por aquí estaremos :)

Mertxe dijo...

Y que no falten los palos ni las calabazas, que no falten, amiga Marisa. Este verano me he dado cuenta de que lo cotidiano, la verdadera vida que tenemos, puede convertirse, 'gracias' a los sobresaltos, al peligro de perderlo todo en un segundo, en algo sumamente deseable, exquisita grisura que tranquiliza, que serena, que protege. Si algo nos besara en la boca, mejor, c'est le fin du fin, pero si no fuera así, ya te digo, vive le quotidien!

Oye, Marisa, vaya ritmo en tus versos... 'Nadie acude, /no hay luz, /nadie me llama...'.

Marisa, que mis playas son tus playas.

Clarice Baricco dijo...

No permitamos que las olas nos ahoguen, sino que en cada ola, tengamos un nuevo renacer, cueste lo que cueste.
Me alegra conocer tu playa, se lo debemos a nuestra hermosa Bel.
Me gustaron tus poemas, se sienten.
Hoy y siempre lo mejor.

Abrazos

Graciela

Alberich dijo...

Feliz año.
De corazón.

un beso !

marisa dijo...

Querido Borromín, sabes que siempre eres bienvenido a estas orillas y que tus palabras siempre son recibidas con alegría. Un fuerte abrazo.

marisa dijo...

Tracy, aquí estaré para recibirte siempre que quieras venir. Un abrazo enorme.

marisa dijo...

Gracias Cable Hogue. te espero:)
Abrazos

marisa dijo...

Mertxe, hemos empezado un camino y lo continuaremos. Viviremos el día a día y disfrutaremos de cada momento, y mucho mejor si es con gente estupenda como lo eres tú. Me alegra que te gusten mis versos y que tus playas sean también las mías.
Un abrazo.

marisa dijo...

Clarice, Bel ha sido un regalo tan hermoso que no puedo sino agradecer ala vida que me lo haya dado. Ella me ha abierto hermosas ventanas y entre ellas estaba la tuya. Te enlazo para no perderte. Un abrazo muy grande y que las aguas nos lleven a hermosas playas donde merezca la pena varar.

marisa dijo...

Querido Alberich, de corazón te deseo también un año estupendo:)

ernesto dijo...

tus gritos, son escuchados porque son transportados por el mar de tus letras y arrojados hasta esos lugares comunes a los que muchas personas también somos arrastradas por distintas corrientes.
La sensación de ser engullida y en cierta forma derrotada a tod@s nos impregna alguna vez, y de la misma forma que nos embarga ese sentimiento, también encontramos islotes en los que pernoctar como son tus palabras.
Soñar nos hace libre de espíritu. Luchar nos hace libres en vida.
Ché,
Feliz 2009

marisa dijo...

Ernesto, gracias por tus hermosas palabras.Soñar y luchar... Me gusta el plan. Un abrazo.

media luna dijo...

...ya ni siquiera quedan fuerzas para gritar. Nadie escucha y enmudecemos en nuestra agonía. Débiles, heridas, arrastradas por la corriente...encontramos la manera de sacar la cabeza y seguir remando, o nadando, porque en medio de esas corrientes se encuentran manos amigas que nos empujan y nos ayudan a que el mar no nos engulla. Y entonces sientes ese beso en la boca, ese renacer, como si una ola por fin te dejara en el remanso de una playa de arena calentita. Y una descansa y sigue camino. El mundo está lleno de gente maravillosa, aunque al final nos pille chupando un palo, sentados en una calabaza. Me encantó esa imagen tan evocadora.
El ritmo de tus versos me dejó exhausta.
Un abrazo

marisa dijo...

Naufragar, luchar, dejarse llevar hasta la playa, sentirnos heridos desesperanzados... La vida está llena de todo eso, pero como bien dices también está llena de buena gente, de sueños de cálidas palabras y de amigos , como tú, con los que continuar en ruta. Un abrazo.

ybris dijo...

Aunque ya llegué a estas playas -espero que acogedoras- de la jubilación tras 43 años dedicado a la enseñanza "de omni re scibili et de quibusdam aliis" sé del sentimiento ese que a veces carcome a los profesores de dejarse llevar por la corriente ante la inutilidad aparente de los esfuerzos por aferrarse a algo sólido.
Y, sin embargo, cuando el tiempo -ahora lo veo claro ya- va difuminando las aristas punzantes de tantos sinsabores, se acaba descubriendo la satisfacción de haber empleado el tiempo en un intento necesario de mostrar la belleza que antes hemos visto y degustado.

No hay más naufragios que los que nos ocurren en los mares procelosos que imaginamos en medio de las tormentas que nosotros mismos nos tememos.

Besos animosos.

JJ dijo...

Ya sabes que en mi isla siempre hay lugar para nuevos naufragos, de visita o con derecho a residencia.

Marta Fernández Olivera dijo...

yo tambien espero que este nuevo año nos "bese en la boca", nos quite el sueño para amar, nos pille a contra pie para sorprender, nos de la mano para seguir, nos de agua para vivir, nos de oxigeno para respirar dentro de este mundo maravilloso, solo espero disfrutar cada instante de mi vida y no dejar nada para mañana, no dejar de decir nada, y sacar todo lo que en mi hay, sacar cada pedazo de ser que me mueve...Gracias Marisa
Un besazo

marisa dijo...

Ybris qué verdad lo que dices. Yo amo mi profesión pero la sensación de que los esfuerzos son a veces en vano la conozco muy bien. Los naufragios y las tormentas son a veces fantasmas creados por nosotros mismos.Gracias portus generosas palabras y espero que siempre te sientas bienvenido a estas orillas.

marisa dijo...

Gracias JJ, tomo nota. Un fuerte abrazo.

marisa dijo...

Marta que la vida te sonría, de corazón y siempre podamos compartir en mis orillas o en las tuyas. Un abrazo

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Me gusta el poema, amiga, pero... la nota final ¡me ha cautivado! Yo seré de las que iré a las costas de tus versos muy a menudo.
Muchos besos
Ángeles

marisa dijo...

Gracias Angeles, yo también lo haré. Has sido un bello descubrimiento. Un fuerte abrazo

PIZARR dijo...

Marisa, gracias a ti por tus orillas.

Junto con otras, permiten a esa flor que describo en mi blog, seguir respirando en estos aciagos días que de nuevo la vida me ha regalado.

Me conoces hace poco tiempo y quizás te sorprenda esto, pero así es mi via hace ya camino de cinco años, una brutal montaña rusa que acostumbro a remontar con mi positividad y mis ganas de seguir soñando y ante todo de vivir de la mejor manera posible.

Pero cuando no soy yo sino mi hija la afectada... todo es mucho más complicado de admitir.

En fin, que esta vez me está costando recuperar el aliento tras negativas noticias relativas a su salud con las que terminamos el año.

Un beso y que sepas que si en una temporada aparezco poco por vuestros blogs, el motivo no se deberá a que me olvido de vosotros. Desde luego seguiré leyendo.

marisa dijo...

Querida amiga te comprendo, como madre que soy. Te deso que todo salga bien y te mando todo mi apoyo. Tenerte por aquí es un bello regalo pero no debes preocuparte . Estamos contigo y te mando mucho ánimo. Un abrazo enorme, valiente.

Bel dijo...

"El mar no es menos bello a nuestros ojos porque sepamos que a veces los barcos zozobran."
Simone Weil
de "El amor a Dios" en "Escritos esenciales".
Querida Marisa:
De una de mis primeras entradas en Abril del 2008. Como en tu hermoso poema, a veces tenemos esa sensación, pero el mar sigue siendo bello y siempre hay una orilla. Por lo demás, el beso en la boca llega "cuando menos te lo esperas".
Un gran abrazo.

marisa dijo...

Tus palabras llegan como bálsamo hasta mis orillas. Ando con una gripe que me tiene en cama y no me deja mantener el ritmo que yo quisiera, pero en fin, las aguas, a veces , piden reposo. El textode Simone Weil es maravilloso. Lo llevaré conmigo. Un abrazo mi querida Bel.

Bel dijo...

Tienes razón. La gripe es una argucia del cuerpo cuando pide a gritos descanso y no se le escucha. Que lo aproveches, con caldito y mantas y descanso. Y que te mejores, cuando llegue el momento.
Muchos besos.

My dijo...

no temas.
dejate llevar.
aunque se enreden las olas.
cierra los ojos.
abre los brazos.
planea con el mar.
deja que te lleve,
dejate arrastrar.
no luches ahora,
no nades a contracorriente.

a veces es mejor.. asi.
no significa rendirse,
no quiere decir abandonar..
simplemente soñar..
dejarse llevar.

Miguel Ángel Y. dijo...

Playa para tus olas....Un beso

Luisa Arellano dijo...

Siempre hay orillas salvadoras a las que llegar extenuados después de zozobrar. Siempre. Por eso muchas veces en lugar de resistirnos es mejor dejarse llevar. La naturaleza es sabia.

Tan sabia, que cruzó nuestros caminos y me alegra enormemente.

Besos.

Popi dijo...

Dejo mi huella en tu playa; que el agua salada se la lleve si quiere.
Que la alegría te guíe en este nuevo número que toca. A mí me ha tocado un año viajero. Qué alegría.
Un abrazo y gracias.

El callejón de los negros dijo...

Habrá que buscar más estas ensenadas, y este que empieza en es buen año para ello.
Suerte.

Antonio

sergio astorga dijo...

Marisa, llevados por la corriente llegaremos, no se adonde pero llegaremos y tal vez encontremos un verso a la orilla de la llama.
Un abrazo de nuevo, como hace un año.
Sergio Astorga

Marta Fernández Olivera dijo...

ya tienes la segunda parte de Berta en "luzysaudades"
:) muakas

marisa dijo...

Así lo estoy haciendo Bel, y hoy me encuentro mejor, aunque lo de la camita y los calditos lo tendré que continuar...Un beso.

marisa dijo...

My, bienvenida, gracias por tus preciosas palabras...

marisa dijo...

M.Angel la tuya es fantástica así que pasaré siempre que pueda. Un abrazo

marisa dijo...

Luisa qué playas tan hermosas me has ofrecido. Espero que sigamos cruzándonos mucho tiempo. Un fuerte abrazo

marisa dijo...

Popi fuiste de los primeros en dejarla, cuando aún andaba de puntillas, temerosa y sin saber muy bien en queé consistiría. Espero que los vientos te sean propicios en tus viajes y ya sabes que aquí serás siempre bien recibido :).Besos

marisa dijo...

Antonio, seguro que las encontraremos, sólo hace falta un poco de magia...Un abrazo

marisa dijo...

Sergio, gracias por tan hermosas palabras. Que los versos nunca nos falten, ni los propios ni los ajenos. besos

marisa dijo...

Martra, voy ahora mismo... ¡qué bien!

MarianGardi dijo...

Luchar contra la corriente es peligroso, hay que dejarse mecer por ella.
Mi playa siempre estarà esperandote Marisa.
Besos

marisa dijo...

Marian muchas gracias. Siempre que pueda pasaré por tu generosa playa y me dejaré acariciar por tus palabras. un abrazo.

Navegante Del Alma dijo...

Dejarse llevar por la corriente, siempre. Quienes tenemos alma de navegante ponemos por brújula los sueños pero encallamos donde el viento ordene.
Hermoso sitio el tuyo.
Desde Argentina te dejo besos porteños y una flor sobre tu mesa.

marisa dijo...

Querido navegante, mil gracias por tus palabras. Las recojo con gusto y espero volver a verte por aquí. Un abrazo

Maria Luisa dijo...

Mi querida Marisa: Hoy me siento como dicen tus versos; ahora que la casa se ha quedado vacía.

"Soy una presa fácil
desanimada, herida"

Grito y grito, se que hay alguien que me escucha. Espero como tu bien dices, tener fuerzas después del oleaje de mis nietas de su empuje, de sentirme en la cresta de la ola, NO NAUFRAGAR
Te quiero.

marisa dijo...

No naufragarás y si lo haces te estaremos esperando en estas orillas para cuidarte como te mereces. El desánimo es un enemigo cruel que acude sin ser llamado. eres una persona maravillosa, no lo olvides nunca... Mil besos

JUAN JES dijo...

Compañera, como dijo el poeta, la soledad es la patria de los fuertes.

marisa dijo...

Qué bonito...Me das luz con tus bellas palabras.

El callejón de los negros dijo...

Siempre hay un madero de otro naufragio donde poder aguantar un poco más.

Antonio

También puedes leer

Related Posts with Thumbnails