jueves, 20 de agosto de 2009




Porque una vez tuvimos quince años,
y los portales fueron el refugio,
y corrimos descalzos por el parque,
y tejimos silencios y torpezas,
y dejamos atrás la ciega infancia
con el beso que inicia una tormenta...


Se perdió para siempre la inocencia,
y el fértil Paraíso
de la niñez perdida,
dejó caer sus manzanas
a nuestros pies desnudos.

Y luego flores muertas
rodando por mi vientre,
en una noche eterna
de estrellas lapidadas...

Y un día, no quedaron
palabras suficientes:
sólo inercia, desidia
y el miedo de perderse.
Y al fin, sólo disparos,
y dos farolas rotas
sangrando, lentamente, nuestros nombres.

Este poema es una versión , no especialmente diferente, de un poema que escribí el 3 de noviembre de 1989. Tenía toda la juventud corriendo por mis venas y mucho que aprender, pero me ha sorprendido, al volver a leerlo , su similitud con lo que había empezado a crear hace sólo unos días. Así que dejé que se fusionaran ambos poemas . Las dos primeras estrofas desde el hoy tienden la mano a las dos últimas, llegadas del ayer, para quedarse...Un abrazo. Me escapo otra semana a respirar mar y verde. Es mi última escapada de este verano que ya toca a su fin.

37 comentarios:

ybris dijo...

Se ve que tus quince años te fueron fecundos.
Veinte años más tarde esa fecundidad queda patente cuando puedes encontrarte en aquellos sentimientos pasados.

Tan hermosos.

Besos.

yonky dijo...

sutiles cortes a la tela de la vida.

cariños

siempreconhistorias dijo...

Portales, farolas rotas, amores que aún son. Pues sí que escribes bien hace tiempo,sí. Aprovecha tu escapada. Yo regreso el lunes a Madrid y el miércoles vuelo a la isla.
Un beso.

irene dijo...

Un placer leerte de nuevo, algunas personas siempre guardan en su alma pedacitos de niñez y de juventud, tú eres una de ellas.
Espero que estés disfrutando de esta última escapada. Ayer regresé de Praga, una maravilla.
Un montón de besos para ti y tu gente.

Bel dijo...

Inevitable recordar la peli "Esplendor en la hierba" y las palabras de Wordswosth:
"Aunque mis ojos ya no puedan ver ese puro destello que deslumbra.Aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor en la hierba, de la gloria en las flores, no hay que afligirse.Porque la belleza siempre subsiste en el recuerdo"
Siempre, siempre, Marisa recordándome a los maestros.
Un beso enorme y que tengas esplendorosos días.

Santi el de Los Divagues dijo...

"lejano infancia paraíso cielo"

Me hiciste recordar de pronto mi primer beso en el portal de una iglesia un día de lluvia. Nos habíamos quitado los zapatos. Ella tenía 15 años.Yo 17. Era el año 64. Después para ella vinieron los disparos y las farolas rotas de los militares. Y ya no pudo cumplir más años. Pero se salvó de la inercia y la desidia y no pudo llegar a perder la inocencia.
Un abrazo.
Tu poema fue también un viaje a mi pasado.

Emilio dijo...

Muy interesante esta fusión de versos y sentimientos del pasado y presente.

Felices vacaciones de nuevo.

Abrazos.

JAUD NABIR dijo...

Hermosas sensaciones de la adolescencia que parece que aun pueblan tu corazon. A mi paso algo similar, me llevo casi 20 años conponer la segunda parte de una canción, que un dia de estos quisiera cometer la osadia de mostrartel. Que disfrutes tu escapada. Besos

Antonio Rivero dijo...

Me guusta mucho este poema... deja entrever que hay algo del pasado y algo nuevo...

Codorníu dijo...

Me recordó aquella actitud tan enternecedora de aquellas mujeres que destejían los jerséis hasta la mitad, y con las mismas lanas (y un poquitín más) los hacían más amplios; listos para un tiempo donde todos éramos más grandes, pero seguíamos siendo tan niños.

Como ahora.

Disfruta.

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

¿Dónde diablos estaba yo a los quince años? manzanas, gusanos, brujas...

Feliz descanso.

Jesús Aparicio González dijo...

"Porque una vez tuvimos quince años..."
y aún conservamos los sueños que esa edad fraguó, los poemas se enlazan y complementan para decirnos que seguimos siendo los mismos aun diferentes.
Que seas feliz en este último tramo de las vacaciones.
Un beso
Jesús

Edu dijo...

Disfruta del mar Marisa, pero sigues siendo joven, como ahora.
Un Saludo

Goliardo dijo...

Somos una suma de nuestros ayeres. Tu poema nos lleva dulcemente de la mano desde tu joven hoy a tus viejos quince años, que rejuvenecen para jugar con los tiempos, mostrando que tu impecable sensibilidad siempre se hizo poesía.
Por lo visto, el talento camina contigo desde hace años.
Un gran abrazo y hasta la vuelta, que disfrutes del siempre ansiado mar del fin del verano, que nos anuncia, en este lado del mundo, la proximidad de la primavera. Auí te espero.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Pues esta versión del poema es muy buena Marisa.

Bea dijo...

¡Qué puedo comentarte, si me dejaste sin palabras!
Tu talento no se fue dando de a poco, nació junto a tu sangre cuando viniste a este mundo.

"Me gustan los poetas que sangran en sus versos y se dejan en ello las vísceras y el alma. Me gustan los que aúnan el don y la maestría".

Esto lo leí en Afectos y desafectos.

Eso es lo que también me gusta.
Por eso es que cuando puedo entrar a leerte, quedo así de impresionada.
¡Excelente, sincero, profundo, verdadero!
Besos hermosa.

FLACA dijo...

Con este poema veo que ya estás pronta para pegarte una escapada, saltar el mar, y venir a festejar la Noche de la Nostalgia.
¡Quién no recuerda con nostalgia el primer beso y las caricias de los quince años!... "¡Juventud, divino tesoro!", como le decía Darío.
Precioso poema y maravilloso hallazgo.

Ángel Sobreviela dijo...

Fusionar ambos textos y dos distantes raptos poéticos es una gran idea.
Un atrevimiento fructífero que puede dar testimonio de la unidad de la vida, ésa misma que parece no dar nunca con ella el montador de nuestra película vital.
Pero, como decía Pasolini, la muerte es la que realiza el "montaje final".

gloria dijo...

Qué decirte, Marisa, pues que si no lo dices ni cuénta me doy de los años que han pasado por este poema... hay sentimientos que vienen una y otra vez... y si además están en un poema, no se van nunca.
Me alegra que te tropezases con esta joyita, gracias por compartirla.
Un abrazo.
(perdón por mi ausencia, estoy volviendo)

Circe La Hechicera dijo...

Que precioso poema, con la cándidez de las primeras ilusiones, con el añejo de las vivencias, se amalgaman en la esencia de un sólo ser. Lindisimo!. Un abrazo

marisa dijo...

Queridos amigos. Regreso repleta de energía, agradecida hasta la médula de saber que estáis aquí, de que mis poemas tengan tantos lectores es un sueño hecho realidad.
Gracias YBRIS, por estar aquí, por tu verbo lúcido y la posibilidad de compartir lecturas y palabras.
Gracias a ti también YONKY, por venir desde el sur con tu lectura siempre generosa.
¿Y qué decirte a ti Mi querida IZASKUN?Lo cierto es que hace más de veinte años que empecé a escribir, pero después de un largo parón de diez años, reconforta comprobar que si os hubiera conocido tal vez mi voz no hubiera callado tanto... Besazos
Mi IRENE, que me llena siempre de luz con su tremenda generosidad y su fortaleza de mujer luchadora. Más cafés, por favor, pronto....Te beso , guapa.
BEL... Contigo sobran las palabras, desde que nos leímos por primera vez te siento y te considero parte de mi vida, nada más puedo decir.Ni gracias me parece suficiente...Te abrazo, corazón.
Ay SANTI, mi amigo del sur y la memoria...he leído tu comentario con el sabor salado de la rabia y el dolor compartido.Sabes cuánto te entiendo y te aprecio, y te agradezco.Allá donde estemos no olvidaremos, y el recuerdo será el mejor homenaje a los que no pudieron seguir el camino.Un abrazo hasta tu Uruguay, que gracias a vosotros ya es un poco mío...
EMILIO, siempre generoso con mis versos, ya queda menos para que los abrazos dejen de ser virtuales.Gracias por todo.

marisa dijo...

JAUD,no será osadía, será un hermoso regalo, poder compartir...Nada más enriquecedor que sentir y participar con otros del intercambio de palabras.Un abrazo enorme( y mándamela:)
ANTONIO; mi nuevo y sensible lector.un lujo tenerte aquí y poder agradecerte que compartas tus comentarios conmigo.
CODORNIU, que siempre me entiendes tan bien...aquí, en mi otro blog,y en los tuyos, lloramos , reímos, nos indignamos y nos emocionamos .GRACIAS, con mayúsculas.
ESTHER, preciosa...Mucho de lo que fuimos con quince años, sigue aquí, y camina junto a nosotros, y nos susrra en el corazón.Besos

Así es JESÚS...Ya estábamos ahí, fraguando lo que ahora somos, como esa pequeña semilla, que lleva en ella todo un árbol dispuesto a crecer.Un enorme abrazo

EDU, tú que me miras con ojos generosos...Me gusta que pasen los años, creo que la belleza de la Juventud, aumenta con el recuerdo.Cuando la vivimos no es ni la mitad de bella, ni la mitad de excitante, ni la mitad de deseable que cuando la revivimos en el recuerdo. Besos

marisa dijo...

ALEJANDRO, mi otro corazón que late desde el cono sur y me acompaña hace tanto...Sin ti mis poemas no son lo mismo.Sé, no te apures...Y te entiendo, y te aprecio, y te valoro, porque lo mereces y engalanas con tus comentarios mis humildes versos.Mil besos

JAVIER,me gusta compartir contigo versos y prosas. Me gusta que vengas y leas, y me gusta que dejes tu huella.Un beso enorme.

Mi BEA, mi querida amiga...Saber que me lees me llena de un secreto y profundo orgullo.Tu sensibilidad, tu afecto y tus comentarios son un regalo, un regalo que , sin duda, alguien me envió.Mil gracias guapa, por todo.

FLACA, otro regalo llegado del cono Sur, con esa magia y ese verbo maravilloso que tenemos la suerte de compartir. Gracias por estar, guapa.

ANGEL, tu comentario es extremadamente certero y da de lleno en lo que estoy haciendo...He decidido fusionar textos de mi juventud con otros más actuales y establecer así un diálogo que puede parecernos imposible, pero que se hace real, gracias a la poesía.Gracias, poeta.


Ay GLORIA, si es que, "cómo pasa el tiempo, que de pronto son años..." que diría Silvio. Me alegra tenerte de nuevo, amiga y poeta querida.


CIRCE, bienvenida y mil gracias por dejarme tus palabras y así poder permitirme visitarte y conocerte.espero que sigamos "conversando".Un beso enorme

Marta María López dijo...

Hola guapa. ¿El viaje, bien? Este es el poema de Dulce maría Loynaz del que te hablé el otro día. Me recuerda a algunos de tus versos.

Precio

Toda la vida estaba
en tus pálidos labios...
Toda la noche estaba
en mi trémulo vaso...

Y yo cerca de ti,
con el vino en la mano,
ni bebí ni bese...

Eso pude: Eso valgo.


Un besazo.

marisa dijo...

Marta, cariño, qué alegría me das...El viaje genial.Los versos son preciosos.Poco a poco irán viendo la luz los que te leí aquella mañana.Gracias por todo...de corazón.

July dijo...

Ais..... eterna juventud.... :D

Bezzz

marisa dijo...

Si fuera eterna...Un besazo también para ti

Arruillo dijo...

Magníficos como siempre estos versos con los que nos refrescas las memoria. Yo no iba a ser menos que otros y también tengo mis poemas dedicados a esos quince años. Es curioso como nos repetimos sin conocernos, algo tendrá la poesía que nos hace manifestarnos de igual manera. Yo lo titulé ¡Ay de los quince años! y son versos con el mismo sentido que los tuyos.
¡Que disfrutes del mar!
Un beso

Clarice Baricco dijo...

Lo escribiste en la fecha en que mi hija estaba cumpliendo cuatro añitos. Me parece increible como letras o fechas estén destinadas para encontrarse en un futuro, como nosotras, a través de un blog.
Un poema que no ha caducado.

Abrazos.

mujer, pájaro y estrella dijo...

Ir y volver, ser y no ser; alejar(se) para volver a encontrar(se)... bellísimo poema, bellisimo este espacio, celebro haber encontrado este rincón, te sigo leyendo!!

Abrazo desde el otro lado del charco.

Ari

Miguel Ángel Y. dijo...

Precioso, Marisa. Por cierto, estamos un grupo majete en Facebook ¿vienes?
Todo besos para ti.

marisa dijo...

Como has visto te hice caso...Besos y gracias por todo

azpeitia dijo...

Porque una vez tuvimos quince años,
y los portales fueron el refugio,
y corrimos descalzos por el parque,
y tejimos silencios y torpezas,
y dejamos atrás la ciega infancia
con el beso que inicia una tormenta...

Es de una belleza...casi lapidaria...podría ser grabada a cincel y martillo en cualquier frontispicio, en el preámbulo de una libro....A veces nosotros mismos no somos conscientes de la capacidad creativa y artística que dejamos atrás...tiene que ser alguien que llega el que descubra el tesoro de tus palabras...no hacen falta más palabras para describirte...un beso de azpeitia

marisa dijo...

Si te digo gracias se queda tan pequeño, tan vulgar, tan manido, después de un comentario así...Lo leo y el nudo no se va de mi garganta.Lo vuelvo a ler, no me canso de hacerlo, la verdad.¡qué regalo!

ángel dijo...

Gracias por este poema, en la melancolía de la memoria compartida.


Saludos...

marisa dijo...

Gracias a ti Ángel por leer...

azpeitia dijo...

Que bello tu sentir y tu expresión...me gusta tu estilo...eres muy buena....un beso de azpeitia

También puedes leer

Related Posts with Thumbnails