domingo, 18 de octubre de 2009




En el cuarto de luces y sombras
donde habita la niña que fui,
duerme mi corazón...
¡No lo despiertes!



Ya no quedan siquiera vestigios
de los sueños que un día soñé.
Hoy son ceniza...

Y cubiertos de polvo y nostalgias,
los recuerdos son flores de invierno
que se mueren , entre los recodos,
hambrientas de luz.

59 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Y cubiertos de polvo y nostalgias,"


horas que pasan sin tener el ojo lleno, y las nostalgias prendidas...

saludos y un besazo!

Antonio Rivero dijo...

Tu poesía a medida que la leo me suena más y más a un recuerdo que sangra. Aparte de esto no tengo nada más que decir... el poema habla por si solo.

Un abrazo desde Sevilla

Bea dijo...

¡IMPRESIONANTE! Ya no quedan palabras en mí, para decir nada más.
IMPRESIONANTE!!! es lo primero que grité y me quedé muda.
Recibe un abrazo tibio, lleno de besos, junto a un enorme agradecimiento por remover los sentimientos con tus maravillosas palabras.

Jesús Aparicio González dijo...

Nuestros sueños, maduran, caen, pasan,.... pero otros surgen, quizás más realistas, por lo mismo, menos sueños, pero siempre es necesario conservar una ilusión para poder vivir... y la poesía.
Como estos versos diáfanos, sencillos y hermosos.

Un beso

Jesús

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un abrazo Marisa.

JAUD NABIR dijo...

Hermoso, "cubiertos d epolvo y nostalgia". Y se me ocurre que sería mas apropiado despertar tu corazón. Un abrazo

Fernando dijo...

schistt...salgamos despacio...quedos para resguardarte...




bs.

Bel M. dijo...

Pues no es que sólo tenga una frase, es que de veras que no me queda más remedio, aquí todavía más que en el otro lugar, y más aún ahora que sé que es también una de tus preferidas "pero también la vida nos sujeta porque precisamente no es como la esperábamos".
Un gran abrazo, querida Marisa.

FLACA dijo...

A veces no es bueno vivir buscando en el pasado; pero cuántas veces recordar los sueños de la inocente infancia nos da energía para buscar nuevos caminos.
Como siempre, tu poesía es perfecta. Un beso.

ybris dijo...

Las cenizas, como las ruinas, son a veces mucho más que derrota.
Llevan encima la dignidad de lo indestructible.

Besos.

Arruillo dijo...

Los recuerdos están ahí, si aún permanecen es porque algo quieren, sepamos darle el trato adecuado para que nos ayuden a seguir progresando en nuestro caminar.
La poesía siempre está al quite para trasladarnos a donde haga falta.
Un beso, Marisa.

Rocío dijo...

Qué triste es que los recuerdos se mueran, Marisa. Los recuerdos, que son lo que somos, lo que nos explica, lo que nos da sentido... no deberíamos dejar que se murieran, nunca.

Jesús Arroyo dijo...

Pero estás para recordar,
vivos entonces...
Un beso.

Maria Luisa dijo...

Marisa-

"No me despiertes que duerma mi corazón de niña para siempre..."
¡Que feliz seria!

Te quiero dulce Marisa.

alejandro aparicio morales dijo...

hola bella dama
grandioso leerte
perdon por mi ausencia
pero me quedo un gran tiempo en tu blog
leyendo lo que me he perdido
te mando un gran abrazo
mis mejores deseos para ti.
besos.

siempreconhistorias dijo...

Que sí, que se despierte, que la niña quiere salir y soltar su risa, que salga del letargo el corazón, querida Marisa, que tus versos lo merecen.
Un abrazo fuerte, fuerte muy fuerte. (Sin asfixiar).

Goliardo dijo...

Más de una vez lo sueños se me perdieron, se hicieron polvo. Pero otras veces, me encontré de golpe dentro de ellos, me encontré viviendo sueños olvidados de la remota infancia. Será que me la he pasado soñando.
Y a veces siento que alguna vez soñé que leía tus poemas, y que ahora se hacen realidad. Tus poemas son las flores que finalmente ven la luz.
Un abrazo, querida poeta amiga, tus flores nunca se secan.

Tracy Lord dijo...

Y, sin embargo, ¿qué estará soñando de nuevo ese corazón dormido?
Besos, Marisa.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Ay, Marisina... ¡Qué frescura de poema!
Nuestra semilla está en la infancia.
Un beso grande

Emilio dijo...

Yo ya no sé qué pensar de los recuerdos, Marisa: unas veces los amo y otras veces me odian.

Un fuerte abrazo.

marisa dijo...

nostalgia, nada más y nada menos...Un beso amigo mío

marisa dijo...

Antonio, te mando otro muy fuerte también para ti.

marisa dijo...

Bea...gracias por seguir emocionándote, gracias de corazón.

marisa dijo...

Jesús cada vez me cuesta más vestir mis versos, cada vez los dejo más desnudos.me alegra que valores esa desnudez.un beso, poeta

marisa dijo...

Otro muy fuerte para ti, javier.

marisa dijo...

Jaud, mejor que duerma.Un beso enorme

marisa dijo...

Gracias Fernando por respetar su sueño.Un besazo enorme

marisa dijo...

Bel, siento tu abrazo, y siento que él también me sujeta.gracias

marisa dijo...

Flaca querida, mi poesía la perfeccionáis los que, como tú, la leéis desde el afecto y la emoción.
Un enorme abrazo

marisa dijo...

"La dignidad de lo indestructible2 ay ybris, cómo me gustan tus palabras.besazos

marisa dijo...

Arruillo, sin ella yo no podría expresarme ni anclarme al mundo, ni encontrar asidero.Un abrazo muy fuerte

marisa dijo...

Ay Rocío, no deberíamos, pero aveces...Un besazo guapa

marisa dijo...

Jesús, tus palabras son luz...Un besazo

marisa dijo...

Mi Maria Luisa.Guapa, eres siempre tan cálida y generosa conmigo...un abrazo enorme

marisa dijo...

Gracias Alejandro, por venir, por leerme, por tus palabras.un abrazo enorme

marisa dijo...

Izaskun, Tu abrazo nunca afixia, al contrario, reconforta, igual que tus palabras.Un besazo

marisa dijo...

Alejandro, siempre aprendo algo nuevo de misa poemas con tus comentarios.los enriqueces tanto.Gracias por tantas aportaciones a mis versos,gracias de corazón.

marisa dijo...

Pues ahora mismo poca cosa Tracy...Un besazo

marisa dijo...

Ánmgeles, pasadlo muy bien.Pensaré en ti, guapa.besos

marisa dijo...

te entiendo muy bien Emilio.besazos

Laura Gómez Recas dijo...

Me ha encantado, Marisa.

Dulcemente, consigues un rictus de amargura. Nostalgia otoñal. La niñez, el ayer, tan fresco y tan lejano...

Maestría.

Laura

ALE. dijo...

Y si recurrimos a esa niña, la abrazamos por fin,le sonreimos y agradecemos y le pedimos que nos haga un favor: que con uno de sus guiños despabile al corazón,porque de ella no desconfiará,y le diga, con sabor a caramelo,que hay otros sueños por volar,que desenpolve las cenizas,que abra las ventanas.Y si empezamos de nuevo?

Un fuertísimo abrazo.

media luna dijo...

Pues yo estoy segura que cuando esa niña despierte, volverán los sueños a los sueños y las cenizas a las cenizas, y las flores volverán a ver la luz y no quedará ningun recodo sin luz.
Un beso amiga.

impersonem dijo...

El empeño en conseguir los sueños que soñamos nos han permitido recorrer un camino que hemos ido haciendo paso a paso, y aunque parados donde estamos hayamos constatado lo volátiles que son los sueños, pues al construirlos resulta muy difícil adivinar las variables que los determinarán, no debemos (perdón por el verbo, que en ningún caso pretende ser moralizante sino de determinación) dejar que nuestro corazón se aletargue en el claroscuro de nuestros recuerdos...siempre podemos poner las flores de invierno bajo la claraboya por la que entran esos rayos que nos iluminan el día...no sé Marisa, yo, aunque soy muy pesimista, tiendo a ver un Ave Fénix en todos los montones de ceniza...

Besos.

marisa dijo...

Laura...gracias por tus afectuosas y sentidas palabras.Gracias por venir a leerme.gracias por todo...

marisa dijo...

Sí Ale, esa niña necesita que la quieran...como todos los niños necesita ser aceptada, comprendida y amada.¿Y quién no?Besazos

marisa dijo...

Mi Carmen, aunque no quiera acabará despertando.esa es su condena.Un abrazo queridísima amiga

marisa dijo...

Impersonem, te entiendo perfectamente.Yo no soy de las que se rinden.En la métafora del sueño encierro la necesidad de descansar, de no ser perturbado, de guardar la inocencia.Algo imposible¿verdad?
Un abrazo y gracias por estar aquí

María Socorro Luis dijo...

Arriba corazón, la vida es bella.

Siempre contigo. Soco

ROCIO dijo...

Hola Marisa espero que estés muy bien, tus letras son hermosas pero tristes, deberiamos siempre archivar los recuerdos para que no mueran, al menos los buenos claro.

Que te vaya bonito todo.

Un abrazo.

Rocío

irene dijo...

Muy lejanos mis sueños de niña, pero entre las cenizas siempre puede quedar algún rescoldo que los avive.
Te deseo lo mejor, un besazo, Marisa.

Edu dijo...

Vaya, pues son tus versos quien son luz, que limpian el polvo de la nostalgia y aparece eso tan de Gramsci del optimismo de la voluntad.
Un SALUDO

marisa dijo...

Gracias Soco, sé que estás conmigo.

marisa dijo...

Rocío, guapetona, gracias por venir...Eres un sol.Tengo que haceros una visita a todos pero ando recuperándome de la gripe y tengo pocas fuerzas y poco tiempo.Te mando un besazo

marisa dijo...

Irene, esa niña guarda los sueños que un día soñamos pero es mejor no despertarlos.Porque ya ni siquiera querríamos que se cumplieran.Un besazo guapa

marisa dijo...

Edu, tú sí que iluminas mis versos con tu palabra.Gracias por todo

PIZARR dijo...

Que te voy a contar yo de los sueños, nunca me abandonan, los cuido, los alimento y los mimo.

En cuanto a los recuerdos me gusta tenerlos archivaditos en su lugar, de manera que aparezcan cuando los necesito y mientras tanto estan en silencio intentando no perturbarme demasiado. Pero como pienso que soy lo que soy por lo que antes fui y vivi, no quiero desprenderme de ellos.

Gracias por tus versos Marisa

Un abrazo

marisa dijo...

Gracias a ti querida amiga, por tus palabras y tu visita.un abrazo enorme

Laura Gómez Recas dijo...

Los sueños, ceniza. Flores de invierno, los recuerdos.

Imágenes para la niñez que fuimos y habitamos.

Un beso.
Laura

También puedes leer

Related Posts with Thumbnails