viernes, 25 de junio de 2010

Podéis robarme todo,
despojarme de todo lo que es mío:
mis dedos, mis manos,mis recuerdos
- o aquel otoño, donde le amé una vez...

Podéis quitarme aquello
que no me pertenece:
la ilusión, la alegría,
la esperanza de ser.

Podéis negarme, silenciarme, ahogarme...
podéis fingir que nunca me nombrasteis,
que pude no nacer,
 y que no queda un hueco
donde mis pies pisaron firmemente.

Podéis borrar mis huellas
mientras hundo mis manos
en el agua del tiempo.
Pero nunca, ¿me oís?,
nunca podréis robarme las palabras,
el deseo de arder, de ser ceniza,
de buscar la verdad y la belleza.

No me arrebataréis
"el dolorido sentir",
el derecho a nadar
y no guardar la ropa.

No podréis acallar mi voz dormida
porque ésa es mía,
habita en mi silencio,
y la tejen aquellos que me aman
con hilos invisibles y perfectos.

44 comentarios:

carmen jiménez dijo...

Me enorgullece ser uno de esos hilos invisibles que te aman.
Luego volveré a tus palabras para escucharlas una a una, detenidas en cada sílaba.

Laura Gómez Recas dijo...

Rotundo... 'me queda la palabra'. Hay una luz imborrable en ti, Marisa.

Un beso.
Laura

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Maravilloso, Marisa. A veces (siempre) es mejor no seguir los cánones establecidos, sino seguir los impulsos del ser interior que habita en nuestro envoltorio.
Ah, me gusta el cambio de look del blog. Yo estoy pensando en cambiarlo también, no sé.
besos

ALE. dijo...

Sos estupenda Marisa, estupenda.En tus letras la poesía encuentra el hogar,ese mundo que crea acaso y contra todo,aquello que es posible y lo que no,en fin:"el deseo de arder,de ser ceniza,/de buscar la verdad y la belleza."

Besos.

ybris dijo...

El poema se hace el último reducto de las palabras que definen nuetra libertad.
Nadie podrá quitárnoslas.
Esa es su grandeza y su riesgo.

Besos.

Juanma dijo...

Espectacular (valga el adjetivo, que no me gusta. La verdad). ¿Robarnos las palabras? Iluso quien lo intente. Pobre de aquel que sí consiga ser robado.

Un beso, mi querida Marisa.

Jose Zúñiga dijo...

Buena esta silva, amiga, siempre me gustará la combinación de endecasílabos y heptasílabos. Los ecos, las referencias a Blas de Otero, un acierto (con ese poema oteriano me pasa como con "la poesía es un arma...": siempre me sale con ritmo de Paco Ibáñez).
Pido la paz y la palabra. Dejadme la esperanza.

María Socorro Luis dijo...

El café de la mañana y tus versos: una delicia.

Y besos de verano.

Jesús Arroyo dijo...

Una perfecta técnica que mezcla, en sentimiento, dulzura y dureza. Todos estos versos que leo y he leído son suficientes para... ya te diré, ya te diré...
Besos, poeta.
Pd. Creo que lo sabes, no me gusta la palabra poetisa.

adaev dijo...

afortunadamente incombustible,poeta,gracias

Luis dijo...

Nadie puede robarnos lo que para algunos de nosotros es el halito de vida, la palabra, el verbo, el poder contar lo que es nuestro desde siempre.

siempreconhistorias dijo...

Nunca podrán, Marisa, con el deseo de ser ceniza. Un enorme, admirado abrazo. Cuídate mucho, poeta bella.

Elchiado dijo...

Como tú ya lo has dicho todo te dejo sólo un abrazo.

Marisa Peña dijo...

Gracias Carmen,yo también me siento orgullosa de saberme tu amiga. un beso enorme, guapa

Marisa Peña dijo...

Y en ti Laura, y en ti...un beso enorme.

Marisa Peña dijo...

Ay Ángel yo sigo haciendo lo que quiero y me gusta, y el verso de blas d e Otero es mi lema:"me queda la palabra"

Marisa Peña dijo...

Ale, tú también lo eres y tenerte de lectora es todo un honor para mí, guapa

Marisa Peña dijo...

Sí ybris, esa es su grandeza
te mando un abrazo enorme

Marisa Peña dijo...

Juanma, cuánto me alegra saberte por aquí y cuánto bien me hacen siempre tus palabras...un besazo

Marisa Peña dijo...

Pues sí Jose Luis, pedimos la paz y la palabra.La silva es una de mis estrofas de cabecera, así que valoro que tu también la aprecies en lo que vale.
Un abrazo fuerte

Marisa Peña dijo...

Soco...gracias por compartir con mis versos ese feliz momento que supone el café de la mañana.Un beso enorme

Marisa Peña dijo...

jesús, a mí tampoco.Poeta me gusta más, sin duda.Aunque ser poeta es algo tan grande y tan difícil y va, sin duda , más allá de la mwera creación de versos y ritmos.es una forma de ver el mundo, de entender la realidad, de mostrársela a los demás.Yo siempre quise escribir poesía, leer poesía, respirar poesía.Y si vosotros me consideráis poeta, por un momento, me hacéis rozar el cielo...
besos guapo, ya me contarás, que me tienes en ascuas;)

Marisa Peña dijo...

Ay adaev, incombustible, incombustible...Pero camino, que no es poco.Un besazo

Marisa Peña dijo...

Estoy de acuerdo contigo Luis.Nadie podrá robarme la palabra pero sí mi sueño de darla a conocer.un beso enorme, y gracias por tu lectura y tus generosas palabras.

Marisa Peña dijo...

Izaskun, te digo como a luis, no podrán, pero es duro renunciar a ciertos sueños.Un beso

Marisa Peña dijo...

Y yo lo recibo con gratitud y te envío otro muy muy fuerte, elchiado

Edu dijo...

Esa voz dormida, cuando despierte sera de III Republica.
Un Beso

José Luis dijo...

De ti cuelgan muchos hilos invisibles, poeta.
Besos!

Codorníu dijo...

Muchas gracias, porque me atrevo a verme en esos últimos versos. Un beso muy grande, amiga.

Pepe.

Jorge Ampuero dijo...

Versos que caen bien al alma. Me quedo con estos últimos:

"No podréis acallar mi voz dormida
porque ésa es mía,
habita en mi silencio,
y la tejen aquellos que me aman
con hilos invisibles y perfectos".

Un abrazo...

FLACA dijo...

La palabra es liberadora, es única, es intransferible, nos hace irrepetibles.
Qué hermosa manera de mostrar esa terquedad que asegura la poesía.

Arruillo dijo...

Combinas a la perfección esas rimas para hacernos estremecer con su lectura.
Seguiremos con la palabra, enarbolandola todo lo alto que podamos y que no quede nunca nuestra pluma huérfana de expresión.
Un beso, Marisa

MarianGardi dijo...

Hermoso y bellisimo poema Marisa, para poderlo disfrutar venir a verte;
Un abrazo, no te olvido

impersonem dijo...

Te leo y te admiro...

Un fuerte abrazo.

Marisa Peña dijo...

Gracias pepe, por reconocerte en mis versos.Un besazo

Marisa Peña dijo...

Pues tuyos son, Jorge.Un fuerte abrazo

Marisa Peña dijo...

Ay Edu...Un beso

Marisa Peña dijo...

Gracias Jose Luis por esas generosas palabras.un besazo

Marisa Peña dijo...

Pues brindemos por la terquedad, esa que asegura la poesía y la propia existencia, que, a veces, no es más quye terquedad.Un besazo guapa

Marisa Peña dijo...

Pues así sea arruillo.Que la palabra siempre nos acompañe.Un besazo

Marisa Peña dijo...

Gracias marian por estar y hacérmelo saber.Eres un sol.

Marisa Peña dijo...

Impersonem...gracias, de corazón.

Mertxe dijo...

Intensidad...

Bea dijo...

Quedé absolutamente impresionada, por tantas verdades que escapan de tu pluma en forma de poema!
También digo, como Carmen Jiménez:
" Me enorgullece ser uno de esos hilos invisibles que te aman".

Quiero comentarte al respecto de lo escrito sobre fútbol, que éste es un deporte y como tal, también forma parte de la cultura, del Arte.
El futbol ( deporte al que estoy comprendiendo un poquito más), creo que encierra todo.
Inteligencia, intuición, reflejos, movimientos (como en la danza), música, poesía y mucho más.
Ya no lo desprecio como antes.
Por eso digo que es cultura.
Y de eso...nunca nos cansamos de embebernos.
Felicitaciones y que España te dé una gran alegría.

También puedes leer

Related Posts with Thumbnails