domingo, 15 de marzo de 2009

Nubes





Hoy mirarás las nubes
que acarician el cielo, suavemente...
Pinceladas de blanca lejanía,
misterios de la luz en tu retina,
viajando hacia el ocaso, indiferentes.

Perseguirás sus formas imposibles
corriendo tras su rastro,
pero será imposible, no podrás
alcanzar su fugaz
e incorpórea existencia.

Intentarás rozar su levedad
y todo será inútil, vano esfuerzo.
Y las dejarás ir,
en su último rumor,
mecidas y arrulladas por el viento.

73 comentarios:

Juanma dijo...

Hoy ha sido un espectáculo: te leo mientras en mi ventana, sí, veo esas mismas nubes que escribes. Idénticas. Algunos días, sí, intento rozarlas, pero no ha sido así hoy. Quizá anticipaba mi corazón tu poema antes de leerlo y las he dejado ir "mecidas y arrulladas por el viento". Hice bien, se fueron hacia tu poema. Están donde deben estar.

Un beso, mi querida Marisa.

Fernando dijo...

Soy una bandera,
a veces vuelo a centímetros del mástil
y sueño con un viaje de cometa.
Sólo el viento sabe lo que resguarda mi corazón….

f.

Ricardo dijo...

Precioso, Marisa, una maravilla de poema.

Un beso.

Alejandro Lérida dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alejandro Lérida dijo...

Esas nubes que pasan cuando no pasa nada. Yo juego a imaginarme que "vives con tus poemas antes de escribirlos", como dice en su bella lengua Carlos Drumond de Andrade. En realidad, el poema no se escribe, se alumbra. Las palabras nos cubren y desvelan a todos. Decía J.A.Valente que "escribir es una aventura totalmente personal. No merece juicio. Ni lo pide. Puede engendrar, engendra a veces en otro una volición, una afección, un adentramiento. Otra aventura personal. Eso es todo."

Pues eso. Sólo se llega a ser escritor cuando se empieza a tener una relación carnal con las palabras. Y eso te pasa a ti, Claudia, querida. La poesía no sólo es comunicación: es, antes que nada o mucho antes de que pueda llegar a ser comunicada, incomunicación, cosa para andar en lo oculto, para echar púas de erizo y quedarse en un agujero sin que nadie nos vea, para encontrar un vacío secreto, para adentrarnos en una habitación abandonada cuya puerta se pueda cerrar desde dentro sin que nadie en el exterior sospeche que una puerta se disimula en el muro, para estarse allí en el claustro materno, seguros y escondidos, sin que nadie aparezca, sin que nadie nos saque a la luz pública, desnudos e indefensos, nos saque y nos suplicie y nos repita la sorda letanía cotidiana, la letanía aciaga de la muerte sobre lo blanco acaso de esas nubes que pasan cuando no pasa nada, sobre el vacío esencial de aquello que está vivo.

Un abrazo, Claudia, poeta. Espero entre las nubes tus palabras escritas para siempre en papel de regalo.

siempreconhistorias dijo...

Bellísimo poema, Marisa. Por aquí no hay nubes hoy, deben haberse ido, como bien dice Juanma, a tu poema.
Besos

impersonem dijo...

Hay veces, casi siempre, que es mejor que las nubes se vayan y permitan llegar a nosotros toda la plenitud del Sol.

Besos.

Codorníu dijo...

Vaya poema bonito que te ha salido, Marisa. Además, es verdad, en el marco de este precioso domingo de marzo, aparecieron nubes contra el azul del cielo.

Y las vi irse. Y todo esfuerzo por retenerlas fue inútil.

Un beso

Noray dijo...

Hermoso poema.

No hay nubes en mi cielo,
sólo polvo del desierto
que oscurece el inmenso azul
y el resplandor del sol.

Un abrazo

Bel dijo...

Preciosas estas nubes inalcanzables, Marisa. Quién no tiene unas cuantas de ellas, secretas, allí, donde tú sabes.
En beso enorme.

rodri dijo...

Maravilloso Marisa qué delicadeza y ritmo...ritmo que se asemeja al passar de las nubes...muy evocador. Me recuerda al poema de las nubes de hierro:
"Inútilmente interrogas.
Tus ojos miran al cielo.
Buscas detrás de las nubes,
huellas que se llevó el viento".
BESOS

Tracy Lord dijo...

Parece que no me toca hoy ver más nubes que las de tu poema, pero tan bien las pintas que me las puedo imaginar sin problemas jugando en el límite en que el azul del cielo se confunde con el azul del mar.
Un besazo, Marisa.

Edu dijo...

Hola Marisa, yo soy uno de esos que se van con las nubes, ellas creo que tienen un parecido con nosotros, aparecen en el azul del cielo, sin preguntar, quizas algunas llaman la atencion de unos ojos y desaparecen en el anonimato, dejando una estela de azul a su paso. No somos mas que nubes en esta vida. Y algun@s dejan en ella, descargan lluvia, creo que tu eres una de esas, que dejan tras de si, una estela de memoria, versos, poemas y sueños.
Un Abrazo.

marisa dijo...

Juanma vengo de viaje y veo que mis "programadas " nubes os han llegado...Pues ahí están para que todos soñemos con sus formas. un beso, corazón.

marisa dijo...

Tu corazón, fernando , está lleno de versos y palabras, de amor y de generosidad. de eso no me cabe duda, poeta de altos vuelos.

marisa dijo...

Gracias Ricardo...me alegra el alma que te guste.Un abrazo

marisa dijo...

Alejandro...Leo tuis palabras y dejo que me cubran. Gracias, de verdad. Un abrazo, poeta admirado.

marisa dijo...

Izaskun hoy las nubes dejaron el cielo limpio pero las llevamos en nuestra retina. un abrazo guapa.

marisa dijo...

Impersonem, el sol pleno es maravilloso, pero una buena nube ("un rabo de nube" como diría Silvio, es un lujo para soñar).Besos

marisa dijo...

Pepe, se han ido, pero volvera´n, serán otras y spoñaremos con sus formas imposibles. Un beso guapo.

marisa dijo...

Querido noray, siempre tan generoso regalándome tus bellas palabras. besos

marisa dijo...

Mi bel, tú sabes mucho de sueños, belleza inalcanzable y rincones secretos del corazón. Un abrazo muy grande para ti, preciosa.

marisa dijo...

No había leído ese poema de mi admirado Hierro. Iré corriendo a leerlo, me sonroja la comparación y te la agradezco con el corazón. Un enorme abrazo.

marisa dijo...

Tracy las nubes nos acompañan siempre...Otro besazo muy grande para ti, guapa.

marisa dijo...

Ay Edu, qué hermoso lo que dices. Tus palabras me llegan como una suave caricia de nube. un abrazo, amigo mío.

Maria Varu dijo...

Esas nubes son como los instantes que vivimos, algunos de ellos los quisiéramos retener... pero huyen, uno detrás de otro, igual que cuando vinieron... aun así nos quedan sus pinceladas en forma de recuerdos.

Besos Marisa, este paso por tu blog fue una hermosa pincelada.

María

July dijo...

COmo me gustan las nubes !!! :)

Un abrazo y buenas noxes

sergio astorga dijo...

Marisa, hoy como aceveras miré las nubes como coqueteban con las mõntañas y sólo la mirada alcanzó seguir su levedad.
Un abrazo que te llegue por viento.
Sergio Astorga

marisa dijo...

Gracias maría, por venir a perseguir estas nubes conmigo...un abrazo

marisa dijo...

A mí también me gustan...Me parecen tan libres, tan proteicas.
Un beso

marisa dijo...

Sergio mirando las nubes pienso si todos vemos las mismas...Un abrazo

María dijo...

La necedad de perseguir imposibles... pero... ¿y cómo lo pasamos mientras soñamos que conseguimos atraparlas?
Bellísimo espectaculo el de tu cielo... BIENVENIDA PRIMAVERA!!!
Un abrazo.

irene dijo...

Podemos atraparlas en nuestra retina, y llevarlas hasta el fondo del alma, y allí hacerlas nuestras.
Precioso Marisa, un beso.

Esas nubes, o el mal funcionamiento de Correos, me está haciendo inalcanzable algo que estaba esperando, jajaja, ya te contaré, me río, pero no tiene gracia.

marisa dijo...

María tienes razón,¡qué bien lo pasamos mientras soñamos con conseguir imposibles...! Un beso guapa.

marisa dijo...

Irene guapísima, las nubes son inalcanzables pero como tú misma apuntas, podemos dejarlas en el fondo del alma.Un beso

María Socorro Luis dijo...

Un privilegio de poeta. Sentir, ver la belleza en las cosas más cotidianas, y saber plasmarla en versos...
Cariños. Soco

SUSANA dijo...

Sabés Marisa...te seguí por todo el poema, pensando que le pusiste las más bellas palabras a esas nubes huidizas.

Todas las mañanas, salvo poquitísimas excepciones, salgo a correr muy temprano. Y una de mis "fugas" es perder la mirada entre las nubes.

Maravillosos poetas que transforman todo lo que tocan. Mañana las veré distintas!


Un besazo Amiga!

tajalapiz dijo...

Y cuántas otras cosas en la vida se parecen a las nubes!!!
Llego desde el blog de Ybris.
Un saludo

marisa dijo...

Gracias Soco, eres un sol.Un abrazo enorme.

marisa dijo...

Susana me gusta saber que volaste con mis nubes y llegaste hasta mis versos. Un besazo guapetona.

marisa dijo...

Tajalápiz bienvenido...Tienes razón muchas cosas se asemejan a las nubes.Un abrazo

Vagamundo dijo...

Hace tiempo que creí haber dejado de perseguir las nubes. Hasta que un día me encontré de nuevo agarrado a la cola de una nube etérea y carnal.
Era elle colándose en las cumbres de mi rascacielos.
¿Cómo es posible? De hecho no lo era, y acabo de dejar de precipitar... Dicen que no me estrellé..

El corazón de Atalanta dijo...

se mecen las nubes cuando las acaricia el viento

media luna dijo...

Hace días que persigo tus nubes Marisa. Hace días que corro tras su rastro y desaparezco con ellas.
Hoy su incorpórea existencia me han devuelto a la tierra.
Y aquí estoy para agradecerte este paseo por las nubes. Si por mi fuera, no bajaría de ellas.
Un beso inmenso.
Por cierto, estás tan guapa como te recuerdo.

MarianGardi dijo...

Las nubes se prestan a mirar siempre para ellas, son tan bellas sus formas, sin olvidar que portan la bendita agua.
La nubes son mágicas y eso es lo que se ve en tu poesía, nos has traido la abstracción de observar las nubes muy cerquita.
Gracias y un abrazo amiga

Flor dijo...

Todo ello han palpado tus ojos.

Bello.

Saludos.

marisa dijo...

Vagamundo perseguir nubes es algo que nunca deberíamos dejar de hacer...un beso

marisa dijo...

Atalanta las nubes siempre viajan empujadas por el viento que las acaricia sin pedirlas permiso...

marisa dijo...

Carmen, queridísima amiga...mis nubes y las tuyas surcan el mismo cielo. Gracias por tus palabras que me sonrojan...ya veo que has reparado en los autorretratos:)
Un beso corazón.

marisa dijo...

Marian guapa, que mis nubes te acaricien mucho y lleguen hasta ti.Besos

marisa dijo...

Flor bienvenida y gracias por tus palabras.Besos

Borromín dijo...

Qué precioso!!!... Cuántas veces miramos al cielo, nos perdemos entre los algodones dejando vagar nuestra imaginación.

Volvemos a nuestra niñez, cuando jugábamos a descubrir formas en ellas.

Recuerdo ahora aquel otro poema de José Hierro:

"[...]Tus ojos miran al cielo.
Buscas detrás de las nubes,
huellas que se llevó el viento [...]
"

Un fuerte abrazo

marisa dijo...

Gracias amigo del alma. El poema de Hierro es maravilloso.no lo conocía hastaqque rodri lo mencionó.Un abrazo de nube.

Mertxe dijo...

Vengo de la casa de Soco. Todavía me queda media taza de café, ¿qué mejor acompañamiento para perseguir nubes después de haber caminado con ella?

Hoy os movéis las dos "por donde lo fantástico", y yo, que os he seguido, ahora mismo me siento otra.

Gracias, gracias...

Marina Casado dijo...

Desde que veía de pequeña los dibujos de Heidi, siempre he querido hacer como ella: tumbarme en una nube y viajar por el azul infinito, una nube que yo imagino suave y mullidita, como de algodón...

Un beso.

Marta Fernández Olivera dijo...

Las nubes...elementos naturales que siempre nos hacen mirar hacia el cielo, un cielo sin nubes para un fotografo es lo mas soso que hay, las necesitamos siempre porque nos dan texturas, volumen y personalidad a la imagen. Las nubes tambien nos hacen soñar como niños, y quererlas tocar es lo mas deseado, aunque imposible.
Un abrazo

irene dijo...

Se despejaron las nubes y encontraron mi encargo, los libros de poemas llevaban perdidos desde el día 11, debían estar escondidos tras ellas, voy a por ellos, ya te contaré.
Besos, Marisa.

marisa dijo...

Mertxe qué bien saber que estás aquí con tu café, disfrutando de mis versos y haciéndome el regalo de tu querida presencia amiga. Un beso muy grande corazón

marisa dijo...

Marina, mi niña...Las nubes nos acompañan desde la infancia. Las vemos tan libres, tan proteicas. En fin qién fuera nube para volar muy lejos cuando todo se complica. besos

marisa dijo...

Marta tú las captas con tu arte y las dejas para siempre en nuestra retina. besos guapísima.

marisa dijo...

Irene mil gracias...Espero que te gusten y no te defrauden...Creo que he ido mejorando pero le tengo mucho cariño a esos primeros poemas que vieron la luz tras una larga enfermedad. besos guapa.

Miguel Ángel Y. dijo...

Sé que estás aquí. Te siento en esos versos...Besos.

marisa dijo...

Yo sé que nos sentimos en nuestros versos y que lo que somos eswtá en nuestras palabras, esas que como nubes, surcan libres los cielos. un beso muy grande, poeta querido.

MARTÍN RINCÓN HOEFKEN dijo...

Buena música para leer poesía. Me gustó mucho, la verdad, a veces pienso que escribiré poesía... pero cuando leo poesía de otros me sucede que pienso "mejor no"... Tal vez sea bueno leyéndola... Me dedico a los relatos y a las crónicas, mejor decir, prosa. Un abrazo y todo muy bien. El blog está macanudo!

Charly dijo...

Cada vez que leo una poesía en este blog me sorprendo, son muy hermosas. ¿Las escribes tu?

marisa dijo...

Martín gracias por leerme y por pasarte por aquí. bienvenido. Vuelve cuando quieras.

marisa dijo...

Hola Charly. Bienvenido de nuevo. Sí son todos míos. Me alegra que te gusten.

FLACA dijo...

A mí me gusta mirar las nubes. No sé si las persigo, pero siempre me hacen soñar.

marisa dijo...

Pues soñemos y compartamos los sueños, querida mía. Un abrazo fuerte

JUAN JES dijo...

Levedad, levedad y levedades, síntoma claro, espiritualidades

marisa dijo...

Sí Juanjes, la levedad es primordial para el espíritu...Besos

ángel dijo...

La fugacidad de lo incorpòreo, hermosas imágenes las de tu poema. Un gusto leerte en tu casa.


Saludos...

marisa dijo...

Un placer tenerte por aquí Angel. Un abrazo

También puedes leer

Related Posts with Thumbnails