martes, 7 de diciembre de 2010

Poemas imperfectos

A veces mis poemas no son frutos perfectos,
son barro, son raíces, son árboles desnudos,
 A veces mis poemas no son merecedores
de un sitio en el Parnaso...
Se quedan con los hombres que habitan la tristeza,
y caminan con ellos en las mañanas frías,
con la lluvia sin nombre
que golpea su espalda.
A veces mis poemas huelen a  podredumbre,
no respetan la métrica y no brillan al sol.
A veces mis poemas no gustan, no convencen,
son pobres, son  oscuros, son parias de la tierra,
como fueron los míos,
que todo lo tuvieron y lo perdieron todo.
Son hijos, como yo, de la desesperanza
vestida de alegría,
de palabras gastadas, de utopía, de fe...
A veces mis poemas se arrastran por el suelo
como las hojas secas,
o vuelan sin destino a merced de la brisa.
A veces mis poemas se posan en las manos
de algún desconocido, que decide, sin más,
aunque yo no lo sepa, llevárselos consigo.
A veces mis poemas vienen a recordarme
quién soy y quién he sido.
Y se quedan allí, resguardados del mundo
en el rincón oscuro donde duerme mi infancia,
en las sábanas blancas de los años perdidos
y los sueños gastados,
a salvo, para siempre,
de la intemperie cruel, y la voraz derrota.
A veces mis poemas, aun a pesar de todo,
se empeñan en estar.

23 comentarios:

Luis dijo...

Bienvenidos esos poemas, amiga. Ellos son los que nos hacen, los que conforman nuestro día a día los que ponen en nuestra piel sabores tan intensos que a veces nos abrasan.
Bienvenidos esos poemas.
Que contarían los días si los poetas cerraran su rincón de palabras y enmudeciera?
Gracias poeta.

Amelia Díaz dijo...

Ufff, Marisa...pues este poema tuyo me parece el mejor que te he leído nunca.
Se adueña del alma de quien lo lee.
Es perfecto.
Quería destacar algún trozo, pero no puedo. Me gusta ENTERO!!!

Un beso, guapa!!!

Jesús Arroyo dijo...

A veces, tus poemas, son cantos que obligan a sentarme y eso, querida Marisa, es para besarte.
¡Y punto!
Besitos.
PD. Te he mentido, lo siento. No quise decir "a veces". Quiero decir "Siempre".

El Santi dijo...

Los poemas perfectos pueden ser tan aburridos y sin alma como la gente perfecta.
La vida del poema está en ser imperfecto.
Dejemos la perfección para los ingenieros del arte, que pueden ser perfectos pero nunca poetas.
El mejor poeta es el que mejor se desnuda y no el que tiene el cuerpo más perfecto.
Sigue golpeándonos con tus imperfecciones.

Seroma dijo...

siempre tus poemas... merecen sr releidos.... muchas veces.... lo merecen

Sabagg dijo...

Me pienso en cada verso de este poema de poemas, porque es el run-run que me ronda últimamente, diseccionando mis poemas, re-conociéndolos, volviendo a saber quiénes son, quejándome de ellos y queriéndolos... Sí, me veo en este poema, que es como hablar conmigo un poco de mis versos. Gracias!

Jorge Ampuero dijo...

Una temática veraz y degustable,
por cierto.

Saludos.

Codorníu dijo...

Madre mía, amiga...

No sé a que le llamas tú "poemas imperfectos". A mí tus versos me parecen redondos.

Un beso.

Luisa Arellano dijo...

Y yo me empeño en llevarmelos, porque es un lujo conservar y disfrutar estas joyas tuyas.

Un besote.

Laura Caro dijo...

Un poema " perfecto", Marisa. Tiene fuerza y engancha.
Hoy , como siempre desde que te leo, tu poema se empeña en estar y se lo merece.
Un abrazo grande.

Juanma dijo...

Y los buscamos, y los leemos, y sabemos inmediatamente, con una certeza poética, que huelen bien. Sean lo que sean tus poemas no pueden evitar ser imprescindibles.

Besos, mi querida Marisa.

ESCRIBIENTE dijo...

Sí, tus poemas se posan en mis manos desconocidas y siempre portan la llave de ese rincón oscuro donde duerme mi infancia y es mi refugio infalible...Un lugar para la protección que tus palabras y tu lirismo tienen la potestad de vivificar...

Unos versos magníficos y bellos, como siempre....

eloy dijo...

No sé si tienes poemas perfectos, pero sitodos los imperfectos son como este, me quedo con ellos. Imperfectamente gran poema.

besos, que no buscan la perfección

eloy

poetapijo dijo...

Esta vez no, Marisa.
Esta vez...NOOOOO

Un beso

JAUD dijo...

A veces tus poemas no son voces imperfectas, sino palabras leves como plumas, que se asientan en el alma.

Mertxe dijo...

"A veces mis poemas se arrastran por el suelo
como las hojas secas..."


Desde muy joven me gustó pasear por esos parques del otoño, en donde las hojas caídas se te enredan en los pies y todo se llena de rumores crujientes que te desdoblan, te liberan del presente para adentrarte en otra atmósfera. Cuando sientas que tus poemas son esas hojas secas, no te preocupes, ya ves que el poder que tienen.

Un abrazo, ma jolie.

FLACA dijo...

A mí me gustan tus poemas, éste y los demás. La perfección aunque sea bella es fría, no le roba el alma a nadie; podrá causar admiración, pero nada más. Cuando la poesía, o cualquier arte, busca expresarse más allá de la belleza, abre el alma y deja salir la alegría sincera o el desgarro es ahí que realmente conmueve. Y, siguiendo a García Lorca, la musa y el ángel están buenísimos en el arte y lo hacen perfecto, pero no hay nada que emocione más e iguale al duende en el arte.
Tu poesía tiene duende.
Un fuerte abrazo

Miguel Bueno dijo...

No soñaré otros versos, me quedo con los tuyos entre los dedos y los acaricio a la luz última de la tarde.

Expresiones
Piedra

impersonem dijo...

Tus poemas no son imperfectos, tienen la métrica de las palabras necesarias y el ritmo de un corazón que se pronuncia sin malicia y siente con intensidad; y contienen los afectos de quien se abraza a sus raíces y se enorgullece de ellas; y contienen la memoria de quien jamás olvidará a los suyos; y contienen algunas conclusiones que sacaste sobre la vida que ayudan a otros a ver mejor (a mí, por ejemplo); y contienen muchas cosas dignas de admirar y de imitar... y a mí me gustan, y me emocionan, y cuando los leo aprendo, y lo que aprendo me sirve para intentar ser mejor persona... porque en tus versos, además de una gran poeta, veo una gran persona.

Un abrazo grande.

ybris dijo...

Perfecta imperfección.
Y admirable.

Besos.

Marisa Peña dijo...

Mis queridos amigos...como siempre,y desde la inmensa alegría que siento cuando os leo y os encuentro aquí, gracias. No es fácil reconocer nuestros errores y yo sé que mi poesía está llena de ellos.Intento mejorarlos pero no siempre lo consigo. Por otro lado hay tantos y tan buenos poetas en el mundo que reconozco la poca importancia de mis versos...pero son míos y vuestros también y , aunque haya quien los ignore o los desprecie, o simplemente no le lleguen en absoluto, también habrá quien los valore, o los aprecie, incluso habrá quien los considere dignos de considerarse poemas. Yo aquí los dejo, porque sé que cuando nacen, dejan de pertenecerme sólo a mí, y se empeñan en estar y en que vosotros, compañeros de estos años de poesía y afecto, los leáis.
Un abrazo muy grande a los de siempre, y a los que habéis llegado hace poco.

carmen jiménez dijo...

Y no sólo a veces, sino cada uno de ellos, siempre me los llevo conmigo para recordar que no estoy sola en el camino. Gracias por escribirlos. Gracias por hacer frente a esos a los que no le convencen los parias.
Un besazo compañera, compañera.

Iván Rafael dijo...

Un desconocido que se lo lleva consigo.

También puedes leer

Related Posts with Thumbnails