jueves, 25 de febrero de 2010


Esta luz no es la luz que yo buscaba.
No es vuestra voz el canto que me acuna
en el angosto túnel del recuerdo.
No sois vosotros los que quise un día,
los que nombré, uno a uno, por su nombre.
No sois vosotros, no, los que creí que erais.
Por fin se hizo la luz...
mas no es esa la luz que yo buscaba.
Ahora sé a qué vinisteis:
a llevaros los restos del naufragio,
los despojos, harapos de mis penas.
Ahora sé dónde habita la mentira,
la he visto...
Yo me he dado la vuelta lentamente.
¿Qué me importan a mí vuestras injurias?
Sé quién soy:
tan pequeña, tan frágil, tan humilde...
Pero no os engañéis,
soy fuerte como el junco de la caña de azúcar:
me doblo y no me rompo fácilmente.
Por eso sigo aquí,
porque aquí me plantaron mis mayores,
en esta tierra fértil
poblada de palabras y utopías,
ajena a los laureles y a las placas,
como ellos: deshauciados,
pero invencibles, siempre,
en la profunda dignidad de su derrota.

65 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Epica

Adolfo Payés dijo...

Me deje lleva por tus verso..

Un placer leerte..

¨Hermoso cuando la poesía es todo en el sentir.. nace con amor la lectura..¨ Payés

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que tengas in buen fin de semana..

El Éxodo dijo...

Sobre este texto podría comentar ¡tantas cosas!, me ha llegado tanto que hasta duele. Pero poco o nada añadirían. Así que sólo diré -es un decir después de lo ya dicho- IMPRESIONANTE, IMPRESIONANTE, IMPRESIONANTE...

Un abrazo.

samsa777 dijo...

El placer es mío, siempre que te veo por mis lares: y que conste que te sigo casi entrada a entrada... pero me he vuelto tan blogperezoso---

¡Un beso!

Dafne dijo...

Que bonito y que fortaleza irradia!!!

besos

Laura Gómez Recas dijo...

Toda una declaración de intenciones. Autoafirmación. Te felicito por esa rotundidad en la palabra que te deja erguida en medio del páramo, con la cabeza alta, bien alta.

La bandera, la enarbolan los tres últimos versos, Marisa. Y me inclino ante ella.

Laura

media luna dijo...

Decepeción y derrota, aparentemente hermanados, no siempre son la misma cosa. De decepción y derrota, de naufragios penas,parece que hablaran tus versos, y sin embargo, nada más lejos de esas sombras negras, que se apagan con la dignidad de todos y cada uno de tus poemas y la humildad de tu persona. Invencible, superviviente de engaños y mentiras que se escuchan como los cantos de sirena.
Un poema impecable amiga.
Besos.

SUSANA dijo...

Las muy dignas, victoria y derrota de existir. A veces alternando, otras juntas, actuando en nuestra vida.

La Poesía -tu poesía- las engalana.

En vuelo interior y de tu mano, Muchas Gracias Poetisa!

Un Enorme Beso mi guapa!

Óscar Santos Payán dijo...

Me encanta como rematas los poemas. Ya te lo dije en la radio. El último verso potente y hermosos

Andrea dijo...

Hoy necesitaba " sentir" estas palabras, las tengo, enredadas en mis propias derrotas.
Hoy necesitaba venir a leerte y leerlas desde tu fuerza, que contagia y me redime.

Un beso y feliz noche

Jesús Aparicio González dijo...

Con la luz de Jerusalén aún en mis pupilas me reencuentro con tus versos.
Mi enhorabuena.
Un beso
Jesús

Santi el de Los Divagues dijo...

Nunca sé muy bien qué comentarte.
Podría ser el ritmo, esa constante, que no te falta aunque te falte el aire.
Podría ser lo dicho o lo no dicho, Pero a qué repetir con torpes gestos lo que encontró en tus palabras la manera, la única forma posible de ser dicho.
Así que mejor quedarse mudo y llevarse los restos del naufragio y tu luz encontrada y no buscada, la luz de la verdad, que es la que importa.

Maria Varu dijo...

quizás nunca nada sea lo que se espera, pero siempre es grande saber "quin soy"... frágil, humilde, pequeña, pero como un junco que sin romperse se dobla

Marisa... certero y arraigado con hermosa fuerza... un beso

Bea dijo...

Se me borró el comentario anterior, pero sigo siempre admirándote.
Eres una grande!!!!

..."deshauciados,
pero invencibles, siempre,
en la profunda dignidad de su derrota".

Besos

Fernando dijo...

la derrota como garantia de humanidad...besos

Miguel Ángel Yusta. dijo...

Esa fuerza se origina en un interior lúcido, hermoso y lleno de bondad. Y que jamás nadie confunda debilidad con sensibilidad: cometerían un grave error...
Besicos maños.

Codorníu dijo...

Me identifico tanto con lo que dices... Y creo que en parte es por cómo lo dices.

Un poema directo al corazón. Un mensaje que siempre lo encuentra.

Gracias, amiga.

Juanma dijo...

Imponente, querida Marisa. Y estoy de acuerdo con la opinión de uno de tus amigos, Óscar Santos, en tu enorme capacidad para rematar cada poema de un modo tan sugerente como rotundo. Aquí, por ejemplo, lo podemos ver con claridad.

Muchos besos.

JAUD NABIR dijo...

Marisa, maravilloso!!!, que mas puedo decirte?. Un beso enorme.

Popi dijo...

Tremendo todo.
Genial, Marisa.
Hasta el tuétano han llegado.
Besos de fin de mes.

siempreconhistorias dijo...

Llorando como una magdalena me quedé. Precioso, Marisa, magnífica, necesaria, imprescindible dignidad la que nos mantienes.
Un abrazo flexible y firme.
Gracias.

Athena dijo...

Hay muchos tipos de luces y algunas ni siquiera iluminan.

Saludos

Terly dijo...

Qué fuerza tienen estos versos, Marisa. Una personalidad creciente,
enérgica, pero al mismo tiempo flexible como esa caña de bambú de la que hablas.
Creciente porque cuanto mayor es la dificultad, más se crece y enérgica por la fuerza y el vigor de la lucha.
Esperando vernos pronto y así podernos conocer un poco mejor, un beso.

Jesús Arroyo dijo...

Bufff, Marisa.
¿Sabes? Si por algo tenías que plantarte, ya los has hecho. Me gustan mucho estos versos "...porque aquí me plantaron mis mayores /
en esta tierra fértil /
poblada de palabras y utopías /
ajena a los laureles y a las placas..."
Besazos, mujer grande.

Paloma Corrales dijo...

Un poema de supervivencia, con esa fuerza interior que cala hondo y llena; ¡extraordinario!

Besazos.

Edu dijo...

Los laureles y las placas, algun dia seran para el pueblo en su conjunto y junto a el, sus poetas de verso popular y no de certamen y academia.
Viento del pueblo eres.
Un Beso

Tracy Lord dijo...

¡Marisa! Hoy me llegó tu libro, estoy requetecontenta
;-)
Y qué decirte de este poema... ¡tiene muchísima fuerza! Per eso tú ya lo sabes. Me encantan estos cuatro versos, así seguidos,
"Pero no os engañéis,
soy fuerte como el junco de la caña de azúcar:
me doblo y no me rompo fácilmente.
Por eso sigo aquí"...
Suaves pero contundentes.
Un besazo grande!!

sergio astorga dijo...

Marisa, la dignidad de la derrota denota lucha meritoria.

Abrazos triunfantes (espero)
Sergio Astorga

ybris dijo...

De todo eso sabemos bien los que buscamos sin encontrar.
Quizás sea esa búsqueda incesante lo que dignifique nuestro sentimiento de derrota.

Besos.

ROCIO dijo...

Marisa creo que la Pilarica se ha vestido de gala para recibirnos,jeje, así que iremos guapas y contestas, prontito nos vemos.

Un besote.

Rocío

marisa dijo...

Gracias noel...Un abrazo

marisa dijo...

Gracias siempre, Adolfo, por encontrar un ratito para venir.un abrazo

marisa dijo...

Gracias Éxodo.A mí también me pasa eso muchas veces.pero sólo el dejarlo dicho da oxígeno al que lo escribe.así que me llevo tu oxígeno para no renunciar.Un beso

marisa dijo...

Gracias samsa, de la pereza yo sé un rato...mi problema es más bien el cansancio y la falta de tiempo.pero procuro que no me haga perderme lo bueno que hay por aquí.Un beso grande y gracias, de corazón.

marisa dijo...

Gracias dafne.La fuerza está incluso en lo que nos parece más frágil.Yo no irradio mucha fuerza, soy más bien tierna y dulce( y al que no le guste pues a otra cosa, faltaría más) pero mi ternura no está exenta de fortaleza y entereza para aceptar los enveses y reveses( que van siendo unos cuantos)y no perder el ánimo y la afectuosidad. Gracias por saber leer y encontrara esa fuerza que emanan hoy mis versos.besazos

marisa dijo...

Laura, corazón.yo también me inclino ante ti, ante tu poesía, ante tu humanidad profunda y tu corazón cercano.y así, inclinadas ambas podremos abrazarnos como iguales, poetas, amigas, humanas, demasiado humanas....Un abrazo enorme.

marisa dijo...

Mi Carmen, amiga del alma, qué tanto me abrazas en las derrotas y siempre estás ahí; siempre, siempre, siempre. Mi gratitud , mi afecto, mi alegría por haberte conocido es diaria.La poesía nos unió y la vida ha seguido tejiendo los vínculos.Un beso enorme.Gracias por estar siempre entre mis versos.

marisa dijo...

Susana, guapa...tú, que tan bien dibujas el alma de las mujeres de todas las épocas y condiciones, te acercas a mi poesía con un amor que te agradezco infinitamente.¿Qué más se puede pedir?Mil besos, corazón.

marisa dijo...

Oscar, la entrevista fue estupenda.gracias a ti miré mi poesía desde una nueva perspectiva, como lectora y no como creadora.Todavía nos queda mucho por hablar, fue un placer que me apetece repetir.Te llamo.Besos.

marisa dijo...

Andrea...qué decirte? Gracias, la empatía poética, la identificación del lector con nuestros versos es lo más grande que le puede pasar a los que escribimos.Un beso andrrea, de corazón.

marisa dijo...

gracias Jesús, yo también lo hice con los tuyos...Abrazos.

marisa dijo...

Santi...sólo tu presencia ya es un comentario.sabes que saber que me lees es un acicate para mí, me ayuda a crecer y a mejorar. La conexión que tengo con vosotros, mis uruguayos del alma, es mágica.no sé expresarlo de otro modo, no es física pero yo la siento y me llena de calor y de alegría siempre que aparecen por aquí.Besazos.

marisa dijo...

María, tú bien sabes que intentar romperme,lo han intentado...de eso a que lo consigan va un largo trecho...y muchos versos para curar las "oscuras cicatrices".Mil besos( nos vemos muyyy pronto)

marisa dijo...

Bea...¿leíste lo que le dije a santi? Pues aplícatelo.Te adoro y siempre, siempre, esta será tu casa, y estos serán tus versos.mil besos

marisa dijo...

Así es Fernando, la humanidad siempre por delante. Nada merece la pena si un hombre cae...Nada que le ocurra a un ser humano dedbería sernos indiferente.Un abrazo, guapo

marisa dijo...

Miguel Ángel...tus certeras palabras sí que curan cualquier herida...Sensibilidad no es debilidad.Esa será mi máxima, ahora y siempre.El mundo me afecta, las cosas me afectan, el dolor me encoge, pero no me corta de la tierra que piso.Gracias, por esto y por todo.

marisa dijo...

Pepe, tú yo nos identificamos porque tenemos una sensibilidad común y muchos referentes comunes( "pueblo de mi misma leche", que diría el poeta). eso, significa mucho para mí.Besazos

marisa dijo...

Juanma...te digo como a santi.Lo que me une a ti ha sido siempre especial.eres mi Juanma y punto.Y eso lo saben tu lola divina y mi Ramón del alma.Gracias, por tantas lecturas, tanto apoyo y tanto amor como les has dado siempre a mis versos.

marisa dijo...

Jaud...gracias por estar.Es suficiente.Un abrazo enorme

marisa dijo...

Popi, pues tu tuétano no es poca cosa, eh? ;)Gracias guapo.

marisa dijo...

Izaskun...Siempre sensible y fuerte, como yo, rodeada de luces y sombras.Por eso nos entendemos, por eso nos leemos, por eso hemos tejido nuestro afecto.besazos.

marisa dijo...

Así es Athena, lo has dicho con una claridad meridiana... pero seguiremos intentando dilucidar la que nos reconforta y aferrarnos a ella.besazos

JUAN JES dijo...

Y en la sabia poética de siempre.

Y digo sabia en doble sentido, como sabiduría y como sangre vegetal.

Gracias por colgar tu obra, me acerco a ella en silencio.

marisa dijo...

Bueno terly pues me has calado muy bien, al menos a mi yo poético...besos enormes.

marisa dijo...

Muchas gracias Jesús. En esos versos condenso lo que soy, es verdad.Creo en el legado, en la herencia afectiva, en la gratitud debida.Un fuerte abrazo.

marisa dijo...

Gracias Paloma, me gusta mucho como lo has dicho: de supervivencia, por muy fuerte que pegue el cierzo( o el que sea, que hay vientos para todos, hasta ciclogénesis...).Besos

marisa dijo...

Ay Edu, ójala , ójala...besos

marisa dijo...

Yo sí que estoy requetecontenta de que lo hayas adquirido, guapa. Saber que eres mi lectora me llena de orgullo y de ganas de continuar, que en eso consiste.Un besazo.

marisa dijo...

Sergio para mí el mérito lo tienen más que ganado y en las derrotas, grandes o pequeñas, nos descubrimos y descubrimos alos verdaderos amigos, los que siempre están, los que no buscan refugio sino que se quedan contigo a la intemperie.Besazos.

marisa dijo...

Juanjes...qué alegría verte por aquí.Tus palabras son muy gratas para mí, ahora y siempre.Un abrazo enorme.

impersonem dijo...

Es un poema contundente en la palabra, de reafirmación identitaria... sin duda Marisa que sabes quien eres... y te admiro tal cual eres...

Besos.

Arruillo dijo...

Tremenda tarea la tuya Marisa. No sólo regalas tu poesía para quien tenga a bien disfrutar de tus creaciones, sino que además estableces lazos con todos los que andamos por aquí. Admirable.
Que te sigan siendo favorables los hados.
Un beso

Elchiado dijo...

"tan pequeña, tan frágil, tan humilde..."
tan rotunda, tan firme, tan sensata! "No os engañéis... sé quien soy", y estoy en pie para deciros, que puedo soportar toda la verdad sin doblegarme.
Desbordante intensidad y, sin embargo, equilibrio encantador entre el desgarro y la afirmación del propio yo. Reverencia, admiración! (y me voy a dormir, que vaya horassss...)

berenguela dijo...

es esa la luz que te alumbra, es la mirada que nos llena, somos nosotros quienes leemos tu música serena y no mentimos al decirte que eres fuete y creces, en esas palabras que hablan dignamente, un beso Marisa

irene dijo...

Que eres fuerte no lo dudo, al menos tu poesía tiene una gran fuerza, y sensibilidad, y belleza...
Besos, Marisa

También puedes leer

Related Posts with Thumbnails