martes, 30 de agosto de 2011

Septiembre...

Hay arena en mis pies,
y un regusto a tristeza en mi boca.
El verano ha pasado,
pero nada se lleva.
Todo se queda atrás, como si nada...

Septiembre siempre vuelve,
y nos convida,
en un eterno rito necesario,
a envolvernos de nuevo en hojas secas.

11 comentarios:

El Joven llamado Cuervo dijo...

Creo que lo mejor es que la vida completa sea un rito. Promete otro sabor...

Leonel Licea dijo...

Así es, Marisa, septiembre siempre vuelve y con él algo dentro me cambia, no sé por qué. Precioso.
Un abrazo.
Leo

El Éxodo dijo...

Así he sentido yo también este septiembre que, aunque no en el calendario, ya comenzó. Pero en el sur, ahí queda la esperanza, comienza a asomar la primavera.

Besos.

María Socorro Luis dijo...

Bienvenido Setiembre, Marisa; es mi mes favorito.

Un placer enredarme en tus versos y enviarte un abrazo lleno de cariño.

Soco

carmen jiménez dijo...

Hojas secas que crujen a nuestro paso, como crujen los quejidos. Pero ese mismo septiembre también nos trae sus colores llenos de ocres y un viento que se empeña en arrancar de las luces otras luces mientras revolotea la hojarasca vieja que no sabe ya dónde esconderse. Y se la lleva de un soplido.
Pronto nos vemos. En Septiembre.
Besos adelantados.

Juan María Jiménez López dijo...

Septiembre es, a veces, un precipicio con dos laderas infinitas, por el que regresamos eternamente a un verano que necesariamente se nos escapa, o por el que nos volcamos en la zizagueante verticalidad del tiempo que nos resta y que no regresa. Precioso tu poema, como siempre. Espero poder oirlo u otros, igualmente bellos y necesarios, en el Encuentro de Poetas de Córdoba, donde veo que te has inscrito. Ojalá podamos conocernos personalmente. Será un placer oirte, pero sobre todo sentirte. Gracias, amiga. Juanmaría.

Jorge Arbenz dijo...

Septiembre es siempre un inicio, una regeneración. Y el mes que anuncia la mejor época del año: el otoño.
Saludos muy cordiales.

Arruillo dijo...

Bienhallada de nuevo. Aquí seguimos disfrutando con tu verbo.
Ánimo y un abrazo

Maria Luisa dijo...

Mi dulce Marisa-
Una delicia leerte y soñarte.
Leerte en las noches de insomnio en voz baja como la brisa suave del mar.
Así es septiembre, y así eres tú mi Tesoro.
Besicos.

Juan María Jiménez López dijo...

Hola Marisa, quiero hacerte llegar un poema que hice ayer tarde. Al leer tu poema Septiembre, yo te escribí un comentario en el que surgió, de improviso, el germen del texto que acabo de hacer. Por eso, al finalizarlo, he querido citar uno de tus versos en la cabecera: "Septiembre siempre vuelve". Lo acabo de publicar en mi blog, y quería que lo tuvieses en tu poder, pues aunque siempre cabe la posibilidad de que lo veas en sinordenyconcierto.blogspot.com, creo que es mejor el envío directo. Gracias por tu atención. Es un placer siempre leerte. Espero que coincidamos en Córdoba. Por cierto, hubiese querido enviarte este texto por un email, pero el correo que tengo tuyo es antiguo y me lo ha devuelto. El mio es: jumajilo@gmail.com Si no tienes inconveniente me gustaría tener el tuyo. Un beso. Juanmaría.

Septiembre siempre vuelve
(Marisa Peña)

Septiembre acuchilla
como el tajo milimétrico y preciso
de una navaja pendenciera,
blanco o negro, silenciosa
y secuaz alevosía. Sin más verdad
o sí
que una sóla
o no
de entre las dos sendas,
las dos fauces que se abren al filo del acero.

Septiembre es un precipicio
con dos laderas infinitas,
una a cada lado de la cima
a cada lado de la duda:
raramente regresa el rumor
del fondo de piedras que lo sustentan.

Por una de sus pendientes regresamos
a un estío que necesariamente se nos escapa,
por la otra nos precipitamos a la verticalidad otoñal
del tiempo que nos resta y no retorna.
Septiembre es un cortafuegos pasajero
en el incendio inextinguible de nuestros días.

Loja, 1 de septiembre de 2011.

FLACA dijo...

¡Pensar que aquí en setiembre llega la primavera, y todo empieza a renacer!...Por ahora, el invierno sigue con todo. Un abrazo.

También puedes leer

Related Posts with Thumbnails