domingo, 2 de septiembre de 2012

Fragilidad



Te lo ofrecieron todo.
Luego te lo arrancaron
sin más contemplaciones.
Rodaron por el suelo
tus frutos malheridos:
manzanas de ilusión
podridas de gusanos y amarguras,
limones de proyectos inconclusos,
cerezas reventadas
de sueños imposibles...

Y luego te negaron,
te borraron,
te humillaron
y silenciaron tus incertidumbres
con mordazas de miedo y desamparo.

Y te quedaste sola
ante un camino largo,
tus pies llagados de desesperanza.
Fue difícil seguir.
Oscuras cicatrices emponzoñando el agua,
una rabia callada,cobarde,silenciosa,
respirando a tu espalda,desnuda y vacilante.

Pero todo se pasa,
porque no es sino audacia,
creer que permanece,
lo que sólo es constante devenir.

5 comentarios:

ohma dijo...

Nada se detiene.
Saludos

Darío dijo...

Un poco la ley del oeste...

Seroma dijo...

constante devenir... con sus buenas y sus malas...

Arruillo dijo...

Con la belleza de siempre llegas a esa estrofa final, que no es sino el asidero que no hay que perder.
Un abrazo

Carlos Regalado dijo...

Hola Marisa, he publicado este poema tuyo, que resulta de un positivismo hermoso, a mi entender claro, en Realidade Cero, espero que te guste.

Te lo ofrecieron todo, luego te lo quitaron, y ten quedaste sola junto a Marisa Peña

http://www.realidadecero.com/2014/02/te-lo-ofrecieron-todo-luego-te-lo.html

Un cordial saludo

También puedes leer

Related Posts with Thumbnails