jueves, 18 de septiembre de 2008


Quisiera que mi risa volara libremente
sin que asesinas aves le impidieran el vuelo.
Que la sangre brotara de las venas inertes
y se llevara el negro veneno que me invade.

Quisiera que el dolor no devorara el pecho
de los hombres hambrientos que habitan las cloacas,
de los niños sin nombre que arrastran sus harapos
por las sucias esquinas de oscuros arrabales.

Quisiera conjurar la tristeza del mundo,
la miseria,
la huida,
la impunidad,
la muerte...

Pero el hombre se empeña en tejer su maraña,
en envolverlo todo con un hálito infecto.

No hay conjuro posible contra la gris desidia,
contra la mansedumbre,
o contra la apatía...

Tan sólo la belleza nos salva del abismo.
La música nos lleva, nos mece, nos aleja.
La poesía nos arrulla, grita, nos estremece
y todo gira ahora en torno a un nuevo ritmo.

La escultura revela la verdad de las piedras,
del metal, de la tierra, de la arcilla, del barro...
La pintura nos muestra la luz de cada instante,
deteniendo en un lienzo un fragmento de vida.

¿Salvaremos al Hombre tan sólo con palabras,
con música, con lienzos, con grandes esculturas...?
El arte nada puede contra balas de plomo,
contra bombas de odio, contra la sinrazón.

Pero cuando las flores brotan entre los muertos,
sentimos el latido de la vida que lucha
por abrirse camino en medio del desastre.

Y una brisa nos mueve hacia la primavera,
hacia el cálido aliento,hacia el templado sur:
¿Eso que nos conmueve será , quizás, el Arte?

Y responde el silencio
de nuestro propio Averno,
reflejando, en el fondo, la sonrisa de Dante...

2 comentarios:

Borromín dijo...

Cuanta razón tienen tus palabras... poco puede el arte ante la sinrazón, pero sin él... ¿qué sería el hombre?... no puedo imaginar nada más triste que esos hombres cuyo corazón sólo puede moverse por el dinero y el poder...

Tal vez yo sea de otro tiempo y de otro mundo... tal vez...

Gracias por este "aire fresco" que suponen tus versos y tus palabras.

Un abrazo.

marisa dijo...

Es cierto, que somos un poco de otro tiempo y otro mundo... Pero creemos en la fuerza de la belleza a pesar del dolor y la barbarie que cada día se empeña en seguir expandiendo su horror por el mundo como un viento terrible. Gracias por ser de otro mundo y otro tiempo.
Un abrazo.

También puedes leer

Related Posts with Thumbnails