domingo, 26 de octubre de 2008


Imagen: N. Tomas


Me pregunto si alguna vez me escuchas
cuando el rumor del sueño te adormece,
o si intuyes acaso mi presencia
entre la multitud apresurada
que cruza las aceras.

Me pregunto si alguna vez me sientes
cuando el viento se cuela entre tus huesos
buscando el corazón que yo no encuentro...

Me pregunto si alguna vez me ves
cuando la niebla invade tus dominios,
o si crees haber visto mi perfil
en los pedazos rotos de un espejo.


Me pregunto si alguna vez me lees,
si te enredaste entre mis torpes versos,
si te reconociste en mis palabras,
si lloraste mi pena en tus silencios.


Me pregunto si alguna vez recuerdas
la curva de mi espalda, o mi sonrisa,
o el sabor agridulce de mis labios,
o la textura suave de mi olvido.


Me pregunto si alguna vez, un día,
cuando nadie lo sepa,
ni tan siquiera tú,
preguntarás por mí entre tus tristezas.

12 comentarios:

anacrus dijo...

No sé cómo expresarte cómo me ha gustado este poema. Pero me preocupa esa sensibilidad tan doliente que se respira en cada uno de tus versos.Me recuerda a una etapa de mi vida en que también escribía versos... formaban parte de una "terapia", un desahogo, porque sufría. Me sentía rechazada, desamada, sola.
Ahora, que estoy vacía de dolor, no me salen los versos...
Qué desencanto.

marisa dijo...

Después de casi diez años sin escribir poesía algo se despertó a partir de recuperar los versos de mi abuelo ( ya conoces el proceso, tú mejor que nadie). Las crisis aunque dolorosas nos ayudan a crecer. Cuando escribo me siento liberada, es una voz interior, un extraño proceso de desdoblamiento en el que, como diría Neruda, "confieso que he vivido". El dolor forma parte de mí y he decidido no luchar contra él sino dejarle salir así, en forma de palabras, recuerdos y evocaciones.
Me gusta que estés´aquí acompañándome también en mis versos...

media luna dijo...

Creo que en las preguntas está la respuesta. Y creo también que mientras nos preguntamos albergamos un anhelo que más que aliviar, hace sufri.
En cualquier caso, tu poesía es un ungüento para este corazón, al que a veces ya no le quedan ni preguntas.

marisa dijo...

Siempre he pensado que en la poesía estamos todos los humanos, con nuestros dolores, nuestras alegrías, nuestras dudas... Yo sí creo en el poder de la poesía y de la palabra. Tus palabras son un eco más que me lo ratifica. Un abrazo que intenta reconfortar, en lo que se puede...

Popi dijo...

Lo tuyo con el ritmo es un escándalo; dominas de una manera que me impacta sobremanera el difícil arte de la musicalidad. Venir aquí es bailar al son de tu bella melancolía.
Zen qui u ver y match.

marisa dijo...

Pues es todo un placer que vengas a dejarte mecer por mis versos. Mil gracias a ti.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Cuántas preguntas que nos azoran a todos tan bien expresadas como muy pocos saben hacerlo. Gracias por las palabras, un magnífico regalo.

marisa dijo...

Preguntas,siempre preguntas. Pero,¿cómo no hacérnoslas? Un placer que vengas a leer y me dejes tus palabras.

Marta Fernández Olivera dijo...

Bueno, pues me encanta, me chifla, y lo vuelvo a leer sin cansarme, me gusta mucho el ritmo que le pones, es emocionante, te va subiendo el ritmo cardiaco al mismo tiempo que avanzas la lectura.
Genial Marisa
Marta

marisa dijo...

Es un placer que te guste, que lo leas, que te dejes llevar por el ritmo...
Y es un placer mucho mayor que me lo digas
Un abrazo Marta.

FLACA dijo...

Una hermosura tu poema. No lo quiero pensar autobiográfico, porque la creación siempre está más allá de eso. De todas formas, como ya hemos conversado alguna vez con otros amigos, las mejores creaciones salen del dolor y el sufrimiento. Esas preguntas creo que más que respuestas buscan expresar la soledad y la impotencia.
¿Cuántos buenos poemas han sido el fruto de la alegría desbordante?
Un fuerte abrazo.

marisa dijo...

Tienes mucha razón querida Flaca . La tristeza y el dolor nunca nos son ajenos y en el proceso de creación parece que vinieran todos juntos...En todo poema hay mucho de verdad y algo de "impostura" peo si no predomina lo auténtico, si no percibimos el latido del alma, no nos llega.Yo procuro dejar mucho de mí y de lo que he vivido.
Un placer verte por aquí, leyendo y regalando tus palabras. Mil abrazos

También puedes leer

Related Posts with Thumbnails