jueves, 21 de mayo de 2009






Yo sé que mi cansancio es infinito.
Un cansancio de siempre, de otros tiempos.
Un cansancio voraz
de palabras gastadas
y de antiguas derrotas.



Un cansancio de estar en lo profundo,
de no saber por qué ni comprenderlo.
Un cansancio de voces apagadas,
de silencios oscuros,
de abrazos imposibles.


Un cansancio de huida recelosa,
de tempestad lejana,
de penas escondidas...
Cansancio eterno
de estar siempre cansada
y no poder vencer a la tristeza.

53 comentarios:

rodri dijo...

ese cansancio voraz "de ceño torvo", estar cansado del cansancio. Pero qué remanso para el cansancio son tus poemas.
BESOS

gloria dijo...

A mí también me cansa la angustia, Marisa, también me cansa estar cansada de cansarme de la vida, ese ir y venir que nunca me sacia, siempre esperando no estar cansada, y me canso, mucho.
Pero si hay algo más eterno que ese agotamiento es la certeza de necesitar respirar tus poemas para comprenderme y comprendernos.

Un abrazo.

impersonem dijo...

¡Qué familiar me es ese cansancio!, yo lo conozco, pero he llegado al convencimiento de que a pesar de él, y con él, seguiré, casi agotado, hacia adelante...¡quién sabe si mañana, después de algunos pasos más, encontraremos el descanso de llegar!...tal vez allí también nos espera la alegría.

Besos.

Maria Luisa dijo...

Dulce Marisa: ¡BELLÍSIMA POESÍA!.

Entiendo ese cansancio que también describes.

" Un cansancio de estar en lo profundo
de no saber porqué ni comprenderlo.
Y no saber vencer la tristeza"

Marisa te comprendo.
Cuando he estado un tiempo así que parece infinito... me he dicho:
¡ María Luisa: ¡Levántate y anda...!

Te quiero.

Edu dijo...

Un cansancio que no nos cansa...un placer leer tus palabras y tu corazon por medio de tus palabras y tus ojos.
Un Abrazo.

Noray dijo...

Querida amiga, todo lo que escribes es una auténtica joya. Disculpa por la osadía de continuar, aunque sea destrozando, el poema con estos cuatro versos. No lo he podido remediar.

Un cansancio
que me arde en la médula,
que florece en los labios
hasta el nuevo alba.


Un fuerte abrazo

Borromín dijo...

"CANSANCIO" eso es lo siento. No es ese cansancio de nuestros abuelos, por el duro trabajar para mantener la familia en tiempos duros... es otro cansancio, ese cansancio que me provoca la tristeza permanente, la angustia de no poder dejarlo todo atrás...

Gracias por hacerme ver que no soy el único que sufre de "cansancio"

Un fuerte abrazo mi apreciada amiga.

Maria Varu dijo...

Querida Marisa, te confieso que hasta me suena agradable ese "cansancio" en tus versos, porque es una cansacio de haber conocido, usado, utilizado, escuchado, oído, vivido, sentido... la vida.

Besos.

ESCRIBIENTE dijo...

¡Maravilloso, Marisa¡¡¡¡¡¡¡
Conozco ese cansancio y lo has retratado a la perfección.

"Cansancio de estar siempre cansada y no poder vencer a la tristeza"
Conmueve porque lo dices ¡tan transparente y tan intenso¡
Poesía en estado puro. Besos.

sergio astorga dijo...

Marisa,el cansancio es un gran animal de ancha espalda, tal vez mañana...
Un abrazo paratu descanso.
Sergio Astorga

ybris dijo...

Son curiosos los cansancios infinitos que abren tantos caminos en los versos.
Los que vemos ya los años pasados en la enseñanza como recuerdos con fondo amable sabemos mucho de esos cansancios de los que siempre nos fuimos alimentando.

Besos.

marisa dijo...

Rodri, muchas gracias...

marisa dijo...

Ay Gloria qué bien me entiendes...te beso guapa

marisa dijo...

Sí impersonem, somos muchos los que lo experimentamos y seguimos adelante.besos enormes y gracias por estar ahí

marisa dijo...

Mi queridísima amiga...Siempre acompañándome a las duras y a las maduras. Yo también te quiero preciosa

marisa dijo...

Sí Edu pero a veces no nos deja llevar el ritmo que quisiéramos y nos paraliza.
un beso enorme

marisa dijo...

Noray, bienvenidos sean tus versos, tus palabras y tu necesaria compañía. Besos

marisa dijo...

Borromín, los dos sabemos de ese cansancio y de la dura cqarga de ser sensible y verse afectado por todo lo que ocurre.
Otro enorme abrazo para ti

marisa dijo...

María gracias por tu hermosa reflexión...Si a ti te reconforta ha merecido la pena escribirlo, seguro.
besos

marisa dijo...

Escribiente, alguien más en este club de cansados,que a veces creemos no poder continuar, y aun así continuamos...Un abrazo enorme

marisa dijo...

Sergio, querido amigo, no sabes cómo agradezco tus palabras de ánimo y tus siempre generosas lecturas. Tu presencia es siempre un lujo para mí.
Te mando un abrazo enorme

marisa dijo...

Ay Ybris...algún día lo recordaré desde la amabilidad de la distancia.ahora estoy en el ecuador (quince años llevo en esta profesión) y me gusta horrores la verdad, pero es agotadora y si la unimos a los sinsabores de la vida , por otra parte inevitables e incluso necesarios, pues uno acaba escribiendo estas cosas...besos

fiorella dijo...

Saberse cansada del propio cansancio es una oportunidad,un punto de inflexión y sacudirse lastres.Como decimos por acá:Vamo´arriba que se puede!!.Un beso

marisa dijo...

Muchas gracias Fiorella...Lo tendré en cuenta.Un fuerte abrazo

Codorníu dijo...

Ese cansancio, amiga, ese cansancio...

Sabes que te comprendo perfectamente.

Un beso.

Tracy Lord dijo...

Lo bueno que tienes, Marisa, es que aunque nos hables de este cansancio, tan profundo y hondo, nosotros no podemos cansarnos de leerte.
Un abrazo.

marisa dijo...

Lo sé Pepe, lo sé...te mando un beso

marisa dijo...

Tracy, no puedes ni imaginarte cuánto bien me hacen tus palabras.
Un abrazo muy muy fuerte, corazón

siempreconhistorias dijo...

Infinito ese cansancio, queridísima Marisa, pero alimentador de bellísimas creaciones en tu caso. Descansa. Un abrazo muy fuerte para ti.

Marta Fernández Olivera dijo...

un cansacio de incompresion y estupidez, un cansancio de fuera de lugar y aburrimiento, un cansancio de dar y no recibir, un cansancio sin remedio...
un abrazo wuapa

marisa dijo...

Mi querida Izaskun, no te puedes imaginar lo cansada que estoy, las ganas que tengo de abandonar, la sensación de que tal vez he equivocado el rumbo y que mi lugar es otro...Dudas, fantasmas y silencios.
besos y muchísimas gracias por venir siempre a leerme

marisa dijo...

Marta, lo has dicho tan bien... me siento fuera de lugar, cansada de dar y esperar e intentar aceptar con serenidad.Un beso preciosa

JUAN JES dijo...

EL placer de leerte

marisa dijo...

Gracias Juanjes.te mando un fuerte abrazo

María Socorro Luis dijo...

Marisa, te quiero más alegre.
Tienes la poesía. Y un montón de amigos "de verdad"... Sonríe, cariño.

Te quiero. Soco

marisa dijo...

Gracias Soco...Yo tampoco quiero.Las palabras no me dejan escoger otras.Ellas se empeñan en teñirse de tristeza y de cansancio, por más que yo me empeño en disimularlo.besos guapa.

Emilio dijo...

A pesar de todo, Marisa, ¡que bien le escribes a la tristeza! aunque la puñetera no se lo merezca.

Ánimo y un fuerte abrazo.

Nómada planetario dijo...

Hay cansancios que llenan toda una existencia, que trepan los presentes, adueñándose del segundero de la existencia.
La cuestión es como erradicarlos, sin llegar a extenuarnos.
Saludos descansados.

Ale dijo...

Quede paralizada al leerte...Como? como pudiste describir mi sentir...
Me has mimado acompañandome en estos momentos donde parece que el aire no se deja respirar...pero solo parece, verdad?
Un fuerte abrazo.

marisa dijo...

Pues sí Emilio, no se lo merece pero a veces es lo único que podemos sentir .Un fuerte abrazo querido amigo.

marisa dijo...

Tienes razón Nómada, hay que erradicarlos.un abrazo

marisa dijo...

Ale, gracias por tus palabras y bienvenida.Un beso

media luna dijo...

"Harto de estar harto..."Se me vinieron a la cabeza estos versos de Serrat. Harta de estar cansada busco incansanblemente el secreto para vencer esa tristeza que me aleja de la otra cara de la luna. No cesaré en mi empeño, no descansaré hasta volver a escuchar las risas, hasta volver a recuperar los abrazos. No descansaré hasta vencer al cansancio.

PIZARR dijo...

Parece que hoy tus cansancios son más que compartidos. Cada cual lo acercamos a nuestra particular vivencia y nos vemos reflejados en tus letras.

En los últimos tiempos suelo decir que a veces estoy tan cansada, tan agotada fisicamente, que siento que podría dejarme ir... evaporarme al cerrar los ojos cuando caigo en la cama.

Un abrazo

irene dijo...

Siento este cansancio, un cansancio de sueños no logrados, de esperanzas perdidas.
... y no poder vencer a la tristeza.
Un abrazo muy fuerte, Marisa.

marisa dijo...

Querida Carmen, tú bien sabes que especialmente catastrofista y que me gusta sonreír y disfrutar de cada instante, pero a veces...Yo tampoco le dejaré que venza pero necesito conjurarlo con estos pobres versos.Te abrazo querida amiga

marisa dijo...

Pizarr, identificarse con un texto ajeno y hacerlo propio es lo más hermoso que se le puede decir al que lo escribió.Un poema que nos deja indiferentes es como la estatua de un museo, bella, pero distante

marisa dijo...

Irene, te mando mi cariño y recibo el tuyo, tus lecturas siempre generosas y tu presencia amiga.Un abrazo

Mega dijo...

Bellísimo tu poema. (Anda, no abandones...) Un beso

marisa dijo...

Mega... tus palabras llegan en un momento clave. Llevo unos días pensando en tirar la toalla, en dejarlo definitivamente.He estado leyendo tus malabares (que tuvieron un éxito rotundo)y ahora te leo aquí y leo a la gente estupenda que me acompaña y pienso "adelante, adelante siempre".GRACIAS PRECIOSA POR TU APOYO.

Clarice Baricco dijo...

Y yo ya no quiero estar cansada.


Te abrazo fuerte.

marisa dijo...

Gracias preciosa, yo a ti también, mi amiga querida.

carmen jiménez dijo...

Magistral amiga mía. Uno de esos poemas que una lee y siente..., cómo alguien puede escribir los más hondos dolores con las más bellas palabras.
Ahora sí nos vemos pronto.

También puedes leer

Related Posts with Thumbnails